Caracas.- La oposición venezolana dio una nueva vuelta de tuerca a la presión sobre el chavismo al repartir entre militares una ley del Parlamento con la que buscan que desconozcan al gobernante Nicolás Maduro, que contraprogramó su acción con una jornada de cuartel en cuartel en la que pareció un soldado más.

El esfuerzo de la oposición con la osada acción de repartir el texto de la ley, aprobada en el Par-lamento de mayoría opositora, que tuvo un recibimiento dispar entre militares y policías.

Por su parte, el líder del Parlamento y autoproclamado presidente de Venezuela, Juan Guaidó, acudió a una misa dominical en la iglesia San José del acomodado barrio de Chacao, en el este de Caracas, tras la que dio “una orden” a los militares para que no disparen ni repriman a los ciudadanos que se manifiestan en las calles para exigir el fin de la crisis en el país.

“Hoy te doy una orden: no dispares al pueblo de Venezuela, a los que de manera clara, consti-tucional han salido a defender a tu familia, a tu pueblo, a tu trabajo, a tu sustento. Hoy, soldado de Venezuela, te doy una orden: no reprimas manifestaciones pacíficas”, dijo Guaidó.

SHARE

Leave a Reply