Ginebra.- El alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos se congratuló por la liberación de la salvadoreña Teodora Vásquez, condenada a 30 años de prisión por supuesto homicidio agravado tras parir un niño muerto, y pidió que sean liberadas las otras 25 mujeres que siguen encarceladas por causas similares.

La Corte Suprema de Justicia (CSJ) y el Ministerio de Justicia de El Salvador conmutaron la pena a Vázquez después de haber pasado 10 años en prisión tras haber sufrido un aborto natural a los nueve meses de gestación.

“Vázquez fue una de las 4 mujeres que el alto comisionado (Zeid Ra’ad al Hussein) encontró durante su visita al país, y que estaban cumpliendo una condena de 30 años como resultado de un aborto natural u otros problemas obstétricos. Zeid dijo en su momento que pocas veces había estado tan afectado por sus historias y la crueldad que habían sufrido”, afirmó el portavoz del alto comisionado, Rupert Colville.

“Es un acontecimiento positivo que podría facilitar la liberación de otras mujeres que están en una situación similar. En este sentido urgimos a las autoridades a continuar revisando los casos de al menos 25 mujeres que están cumpliendo sentencias similares por problemas obstétricos”, agregó Colville.

Leave a Reply