0-5. El Atlético enseña su ambición

0
3
788281

FÚTBOL COPA DEL REY: MAJADAHONDA-ATLÉTICO MADRID

Madrid, 6 ene (EFE).- Desde la fisonomía de su once titular, la potencia, la presión alta y la velocidad con la que resolvió el partido, con dos goles en sólo 25 minutos de Matheus Cunha y Renan Lodi a los que sumó otros tres después de Luis Suárez, Antoine Griezmann y Joao Félix (0-5), el Atlético de Madrid divulgó este jueves su ambición en la Copa del Rey frente al Rayo Majadahonda, al que ganó de principio a fin, sin el más mínimo margen a la sorpresa, advertido como estaba del fracaso de los dos últimos años, pero con un contratiempo: la lesión del goleador francés en el tramo final del duelo.

Una victoria lógica, que debía obtener sí o sí, porque la diferencia es tan grande como innegable entre los dos equipos, más aún en el estadio Wanda Metropolitano al que trasladó el partido el Rayo Majadahonda. La economía manda (hubo 17.769 espectadores, cuando en el Cerro del Espino caben 3.376).

Pero la forma con la que se planteó el partido el Atlético desprendió mucho más que un simple triunfo. Ha aprendido la lección. Tan alertado estaba Simeone por los batacazos sonoros de los dos últimos cursos en la Copa del Rey, primero con la Cultural Leonesa y después con el Cornellá, y tan ocupado está en la extensión el tiempo de una respuesta concluyente de su equipo en el tiempo como el otro día contra el Rayo Vallecano, que se acercó tanto al once tipo que incluso Oblak fue el portero. No le dio recorrido a Lecomte, aún sin debutar.

No lo había hecho casi nunca el técnico (sí lo había dudado en alguna ocasión), que suele darle la Copa al suplente del portero esloveno… hasta este jueves. Y con la diferencia sustancial de que jugaba en casa. Nada que ver con Cornellá o León, el escenario de los dos últimos despropósitos en un torneo que no gana desde 2013. Ya han pasado más de ocho años del gol ganador de Joao Miranda en el Bernabéu.

En la situación que está en la Liga, mientras asoma la Supercopa de España, la Copa del Rey despierta aún más atracción de la que ya de por sí genera siempre en el Atlético, que, tal y como está, debe ir a por todo lo que pueda, sin términos medios, sin excusas, como fue a por ello desde el primer segundo ante el Rayo Majadahonda, al que le anunció desde el primer instante que no está para conceder nada a nadie.

En 40 segundos provocó la primera ocasión. Un cabezazo de Kondogbia que rechazó Gorka Giralt, dañado en la mano derecha después por el pisotón de Luis Suárez cuando acudió a rematar el balón que había dejado suelto. El portero del Rayo Majadahonda se marchó lesionado. El primer infortunio.

El segundo, en el minuto 16, fue todavía más dañino, porque fue el principio del fin para él, porque fue el comienzo de la victoria del Atlético, que presionó alto, jugó en campo contrario y presentó un aspecto voraz cuya recompensa surgió de un demérito ajeno que también tuvo merito suyo: acechado por Carrasco, Casado se lío con el balón en la salida, con el revés definitivo, también la mala suerte, de que su pase rebotó en el internacional belga y cayó en los pies de Cunha, con el guardameta descolocado. Gol.

Nunca le permitió salir cómodo de su territorio al Majadahonda. Tampoco en el 0-2, originado también desde la presión, con la recuperación del balón en las cercanías del área rival, con el fallo de su adversario y con una buen acción que circuló de una banda a otra, por Cunha, Carrasco, Suárez -sin tocarla, porque la dejó pasar-, Lemar y Lodi, quien remachó perfecto, a la otra escuadra para imponer aún más la lógica.

En 25 minutos ya no había emoción. En 40, ya estaba todo resuelto: Marcos Llorente, el lateral derecho titular (el segundo tiempo fue para Vrsaljko) en el día 1 después de Kieran Trippier, cuyo fichaje por el Newcastle es un asunto pendiente de la resolución final (previsiblemente será este viernes), encontró a Luis Suárez en el área, donde el ‘9’ uruguayo es letal. De primeras marcó el 0-3 para sentenciarlo todo antes del intermedio.

Luego, ya en el segundo tiempo, entraron Correa, Koke, Joao Félix y Griezmann; los tres últimos en su reaparición tras la Covid-19. El internacional francés marcó un golazo por la combinación trepidante con Correa. Fue el 0-4 en el minuto 66. Y se fue lesionado en el minuto 75. Hoy reaparecía de la dolencia muscular que sufrió en el derbi, el pasado 12 de diciembre. Joao Félix redondeó la goleada con el 0-5. No hubo más historia. Ni una oportunidad le dio al Rayo Majadahonda.

– Ficha técnica:

0 – Rayo Majadahonda: Gorka Giralt (Álvaro Fernández, m. 4); Borja González, Álvaro (Coca, m. 46), Casado, Philip; Mario García (Néstor, m. 46), Jesús Bernal (Gorka Iturraspe, m. 46), Tassenbedo, Raúl Sánchez; Susaeta (Mawy, m. 59); Rubén Sánchez (Héctor Hernández, m. 59).

5 – Atlético de Madrid: Oblak; Llorente (Vrsaljko, m. 46), Felipe, Giménez (Koke, m. 46), Lodi; Carrasco, De Paul, Kondogbia, Lemar (Griezmann, m. 56); Cunha (Correa, m. 46), Luis Suárez (Joao Félix, m. 56).

Goles: 0-1, m. 16: Cunha. 0-2, m. 25: Lodi. 0-3, m. 40: Luis Suárez. 0-4, m. 66: Griezmann. 0-5, m. 79: Joao Félix.

Árbitro: Jaime Latre (C. Aragonés). Amonestó al local Raúl Sánchez (m. 58).

Incidencias: partido correspondiente a los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, disputado en el estadio Wanda Metropolitano ante 17.769 espectadores.

Iñaki Dufour

788281788281