Chicago.- El expresidente Barack Obama criticó que los republicanos traten de infundir “miedo” a los electores con el tema migratorio y exhortó a los demócratas de Illinois a votar masivamente el próximo martes en una elección que puede ser la “más importante” de sus vidas.

“Todos los candidatos republicanos tratan de infundir el miedo en los electores y para ello utilizan la supuesta amenaza de la caravana de migrantes pobres y descalzos, de refugiados que se encuentran a millas de distancia” de la frontera, dijo Obama en un acto político.

“¿En serio son una amenaza?”, se preguntó en medio de los vítores y aplausos de las personas que colmaban el Pabellón de la Universidad de Illinois en Chicago.

“Además utilizan a nuestras tropas para un truco publicitario en la frontera, algo que por ley está prohibido”, expresó Obama, en referencia a la decisión del presidente Donald Trump de enviar efectivos militares para impedir el ingreso de los inmigrantes en el país.

“Estados Unidos se encuentra en una encrucijada, donde hay gente que utiliza la mentira porque, desafortunadamente, a veces funciona”, expresó.

El expresidente, visiblemente cansado y afónico por los días en que ha estado en campaña alrededor del país, habló durante 45 minutos y dijo que una forma de llamar a la responsabilidad al Gobierno es votar, porque “el carácter de nuestra nación está en juego”, aseveró.

“Cuando las palabras no significan nada, cuando la gente puede decir falsas verdades, en realidad, lo opuesto de la verdad, y no hay consecuencias, la democracia no puede funcionar, las sociedades no funcionan”, expresó.

“Cuando se vota, cuando se participa en el proceso político, se puede tratar de controlar la mala conducta” de los candidatos, afirmó.

Huyen de violencia y pobreza

Los centroamericanos tienen décadas huyendo de la violencia y la pobreza que abate a la región como resultado de malos gobiernos y de la influencia de Estados Unidos, dijeron analistas y políticos.

El investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) en Costa Rica, Abelardo Morales, dijo a que se está frente a un “cambio de modalidad” en la migración centroamericana, tras décadas de haberse hecho a la sombra.

Los testimonios de los migrantes dejan claro que huyen del desempleo, la violencia y la extorsión de las mortíferas pandillas, un especie de ejército irregular que actúan a sus anchas en vastos territorios de los países del Triángulo Norte, con cifras de víctimas similares a las de una guerra civil.

El istmo es también utilizado por el narcotráfico internacional como puente de la droga que se produce en Suramérica y se dirige al mayor mercado de consumo del mundo, Estados Unidos, dejando a su paso un estela de corrupción y muerte.

En 2017 fueron asesinadas al menos 13.129 personas en los países del Triángulo Norte, en casos que en su gran mayoría fueron vinculados a las pandillas, que dominan en negocio del menudeo de drogas, y el narcotráfico internacional.

Para el diputado de la exguerrilla y ahora partido Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca, Walter Félix, Estados Unidos tiene “su cuota de responsabilidad” en el fenómeno de las caravanas de migrantes, porque “son una expresión del fracaso de las políticas neoliberales que ha impulsado” ese país en la región, en la que además ha intervenido política y hasta poco incluso militarmente.

El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, dijo en una entrevista con Efe que impulsar el desarrollo inclusivo de los países de la región, algo en lo que es necesaria la cooperación internacional, es vital para superar las causas de la migración.

SHARE

Leave a Reply