Managua.- Un nuevo enfrentamiento entre sandinistas y opositores causó varios heridos  en las localidades vecinas de Catarina y Niquinohomo, en el departamento de Masaya, a unos 40 kilómetros de Managua.

Los opositores denunciaron un ataque con morteros artesanales y represión por parte de agentes antimotines, que, según los manifestantes, utilizaron bombas lacrimógenas.

Los medios oficiales del Gobierno, por su parte, culparon a “grupos vandálicos” de tirar piedras y morteros contra las familias que se encontraban en jornadas de oración y vigilia en estos dos municipios y denunciaron el saqueo y la quema de la casa del Frente Sandinista de Liberación Nacioanl (FSLN) de Catarina.

Nicaragua atraviesa una crisis, que este domingo cumplió 20 días, debido a multitudinarias manifestaciones a favor y en contra del presidente del país, Daniel Ortega, que comenzaron exigiendo medidas de seguridad social.

Desde que comenzaron las manifestaciones los enfrentamientos violentos han causado al menos 45 muertos, la mayoría entre el 18 y el 22 de abril pasado, según el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), mientras que otras organizaciones humanitarias elevaron a 63 la cifra de fallecidos.

Leave a Reply