Nuevo descubrimiento de petróleo en el Bloque Stabroek en Guyana

0
14
502147

GUYANA PETRÓLEO

San Juan, 27 abr (EFE).- El Gobierno de Guyana anunció este martes un nuevo descubrimiento de petróleo en su costa, el pozo Uaru-2 en el Bloque Stabroek, donde en los últimos tiempos la compañía ExxonMobil ha realizado grandes hallazgos.

La ministra de Recursos Naturales de Guyana, Vickram Bharrat, señaló a través de un comunicado que el descubrimiento se suma a la estimación de recursos de aproximadamente 9.000 millones de barriles de petróleo de reservas que se calculan para la zona.

El Uaru-2 fue perforado a 1.725 metros de la superficie y está ubicado aproximadamente 11 kilómetros al sur del pozo Uaru-1.

“La perforación en Uaru-2 encontró depósitos de petróleo de alta calidad que incluyen intervalos recientemente identificados por debajo del descubrimiento original de Uaru-1”, subrayó Bharrat.

“El Gobierno de Guyana da la bienvenida al descubrimiento de Uaru-2 y sigue comprometido con el desarrollo sostenible de los recursos de petróleo y gas de Guyana para garantizar que el beneficio de este sector transforme todos los sectores productivos tradicionales para mejorar la vida de todos los guyaneses”, dijo Bharrat.

El gigante petrolero estadounidense ExxonMobil también anunció este martes el descubrimiento, que como indicó se sumará a recursos descubiertos previamente anunciados para el bloque.

ExxonMobil indicó que seis buques de perforación ahora están operando en la costa de Guyana.

ExxonMobil anunció por vez primera en 2015 el descubrimiento de yacimientos petrolero en el área, cerca del lugar en litigio con Venezuela.

La disputa entre los dos países se da por la región del Esequibo, zona de 159.500 kilómetros cuadrados, rica en recursos naturales y minerales, que se encuentra ubicada entre Venezuela y Guyana y que ha sido el centro de una pugna entre los dos países, que la han reclamado como suya durante casi doscientos años.

La disputa se encuentran en un nuevo episodio de tensión, luego de que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) se declarara competente para resolver la disputa, algo que Venezuela rechaza.