Nicaragüenses pidieron paz y justicia para su país

0
77

Por Mayra Arteaga | [email protected]

•Más de 150 personas se congregaron en Marshall Park para denunciar la matanza de estudiantes y campesinos por parte del gobierno de Daniel Ortega.

Charlotte, NC.- Un grupo de nicaragüenses radicados en Charlotte demandaron la noche del sábado 30 de junio paz y justicia para su país, que se encuentra sumido en una crisis que hasta ahora se salda con unos 285 muertos, cifra que sigue creciendo a diario según denunciaron en el evento.

A la luz de velas y con pancartas en las que expresaban su indignación por los sucesos en Nicaragua, los denunciantes exigieron la renuncia del presidente Daniel Ortega y mencionaron que, aunque están lejos, les duelen profundamente las injusticias y sufrimiento que vive en la actualidad el pueblo nicaragüense.

Para Ana Mateo, una de las organizadoras de la vigilia y  quien lleva 32 años residiendo fuera de Nicaragua, la principal motivación para unirse a esta campaña internacional de denuncia fue poder alzar su voz para detener la matanza de jóvenes en su país.

“Ser joven es un delito ahora mismo en Nicaragua. No tengo partido político pero sí tengo voz para  denunciar y exigir un paro a las injusticias del gobierno”, dijo Mateo a HOLA NEWS.

Por su parte, Iris Mendoza, quien también ayudó a la convocatoria en Charlotte,  mencionó que ella misma vivió el conflicto armado  de su país, razón por la que vivió en el  exilio por mucho tiempo.

“Toda mi familia está todavía en Nicaragua y por eso me uno al dolor de las madres, de los niños, de los jóvenes, yo entiendo su dolor porque yo también sufrí la guerra sandinista y ver que esto pasa nuevamente en mi país es muy doloroso”, mencionó Mendoza.

En un periodo relativamente corto, Mendoza y Mateo se organizaron para lograr congregar a más de 150 compatriotas en las Carolinas, para en una sola voz reclamar “una Nicaragua libre y soberana”.

Piden renuncia

Los manifestantes pidieron a viva voz la renuncia del presidente Daniel Ortega y de su esposa, Rosario Murillo, quien funge como vicepresidenta de la nación.

“No creo que estas personas estén capacitadas para gobernar un país cuando han cometido tantos crímenes, no lo encuentro real que puedan seguir al frente del país. Queremos que se vayan”, insistió Mateo.

Durante el evento se entonaron las notas del Himno Nacional de Nicaragua, se soltaron globos con los colores azul y blanco de la bandera del país centroamericano y se dio lectura uno a uno de los nombres de los más de 285 muertos desde que se desatara el conflicto, hace un par de meses.

“Ya son 285 muertos. Queremos justicia porque no eran delincuentes, eran estudiantes”, decía, en referencia a las víctimas, una de las principales consignas.

Las protestas contra el Gobierno comenzaron el 18 de abril pasado por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en un reclamo que pide la renuncia del mandatario, tras once años consecutivos en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción en su contra.

Antonia Urrejola, relatora para Nicaragua en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), llegó este lunes  a Managua con el objetivo de darle seguimiento a la crisis sociopolítica que atraviesa este país.

Urrejola dijo a periodistas que durante su visita anunciarán el equipo de expertos que investigará las muertes ocurridas durante la crisis en Nicaragua.

La misión del equipo de expertos es un requisito de la mesa de diálogo entre el Gobierno y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, con mediación del Episcopado, denominado Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni).

El objetivo del Meseni es dar seguimiento al cumplimiento de las recomendaciones y medidas cautelares emitidas por la CIDH en su informe ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), que consisten principalmente en que el Gobierno de Daniel Ortega cese la represión y garantice el respeto a los derechos humanos.

Leave a Reply