Netanyahu se reunió en secreto con el príncipe saudí Mohamed Bin Salman

0
12
354682

ISRAEL A.SAUDÍ

Jerusalén, 23 nov (EFE).- El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, viajó este domingo a Arabia Saudí y se reunió en secreto con el príncipe heredero de la corona, Mohamed Bin Salman, informaron hoy medios israelíes.

El jefe del Gobierno israelí viajó acompañado por Yosi Cohen, el jefe del servicio de Inteligencia exterior (Mosad), y en la reunión también habría participado el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, informaron la emisora estatal Kan y los digitales Ynet y Times of Israel.

Kan asegura que el viaje tiene lugar “en el marco de conversaciones para normalizar las relaciones con Arabia Saudí”, después de que Israel haya llegado a acuerdos en ese sentido, con mediación de Washington, con Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Sudán.

La oficina de Netanyahu ha declinado comentar sobre el viaje, pero Kan cita a “altos cargos” del Ejecutivo, que confirmaron la visita después de que en redes sociales se difundiese información sobre un “extraño vuelo” de un avión privado desde el aeropuerto de Tel Aviv a la ciudad de Neom, en el noroeste de Arabia Saudí y cerca del Mar Rojo.

Pompeo confirmó esta mañana que tanto él como Bin Salman se encontraban en Neom.

“Visita constructiva con el príncipe heredero Mohamed Bin Salman en Neom hoy”, señaló en Twitter esta madrugada, sin mencionar la presencia también en la ciudad de Netanyahu.

Pompeo puso fin en Neom a una gira por siete países, incluido Israel y varios países del Golfo (Emiratos, Catar y Arabia Saudí), en lo que se cree su viaje de despedida a la región, antes de que la Presidencia estadounidense cambie de manos y pase a ser ocupada por el demócrata Joe Biden.

El presidente saliente, Donald Trump, ha impulsado los denominados Acuerdos de Abraham, por los que tres países árabes han normalizado relaciones con Israel en los últimos tiempos, rompiendo el consenso árabe existente hasta ahora que implicaba que no se reconocería a Israel ni se establecerían relaciones oficiales mientras no haya un acuerdo de paz y un Estado palestino.