Nace iryo, la marca con la que Ilsa competirá con Renfe en alta velocidad

0
4
739248

TRANSPORTE FERROVIARIO

Madrid, 18 nov (EFE).- Ilsa, participada por los accionistas de Air Nostrum y por Trenitalia, competirá con Renfe y la francesa SNCF bajo la marca comercial iryo, con la que empezará a operar durante la segunda mitad de 2022 el 30 % de las frecuencias de alta velocidad ferroviaria de España.

España contará así con cuatro marcas de alta velocidad ferroviaria, al sumarse iryo a las de Ave y Avlo de Renfe y Ouigo, de la SNCF.

Los máximos responsables de Ilsa han desvelado el nombre comercial de iryo en un acto celebrado en el Jardín Tropical de la madrileña estación de Atocha al que asistieron más de 200 invitados, entre ellos la secretaria de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Isabel Pardo, y la presidentes de Adif, María Luisa Domínguez, así como con los exministros José Luis Ábalos, Íñigo Gómez de la Serna y Ana Pastor.

En una primera fase, iryo conectará Madrid, Barcelona, Sevilla, Málaga, Córdoba, Valencia, Alicante y Zaragoza y empezará a operar en España con la única flota de trenes totalmente nuevos del mercado: 20 unidades del ETR 1000 –el conocido Frecciarossa italiano– fabricados entre Italia y España por Hitachi Rail en colaboración con Bombardier Transportation (ahora grupo Alstom).

Se trata de los trenes más sostenibles, rápidos y silenciosos de Europa, fabricados con un 95 % de materiales reciclabes y que permiten ahorrar un 80 % de dióxido de carbono por persona y trayecto, ha destacado el consejero delegado de Ilsa, Simone Gorini.

Tras una inversión inicial de 1.000 millones de euros en esa flota y en el inicio de su actividad, una vez en operación, iryo generará alrededor de 2.600 empleos directos e indirectos y prevé atraer a 50 millones de pasajeros en 10 años, fijando un nuevo estándar de qué significa viajar en alta velocidad en España y realizando una apuesta decidida por la multimodalidad.

Gorini ha subrayado que,”después de 30 años de alta velocidad en España”, su compañía, que tiene una vocación europeísta, va a conseguir “un nuevo estándar para el nuevo consumidor del siglo XXI, en términos de personalización, digitalización y sostenibilidad”.

El presidente de Ilsa, Carlos Bertomeu, ha hecho hincapié en la complejidad de los sectores aéreo y ferroviario y ha dicho que “todo lo complejo hay que trabajárselo durante muchos años, quizá por eso, en la casa nos hemos acostumbrado a ser corredores de fondo”.

Ha detallado que se trata de un proyecto qué surgió “hace diez años”, cuando empezó a pensar junto con el actual director de Ilsa, Víctor Bañares, en cómo se podía hacer un operador privado de la alta velocidad español.

Por su parte, la asociación con Trenitalia se debe a que, después de estudiar durante mucho tiempo a todos los operadores privados y públicos, decidieron que el modelo italiano era el más atractivo, ha comentado.

Durante el evento, los asistentes han tenido oportunidad de ver el primer tren de la flota de iryo, ya rotulado con la nueva marca -que presenta un diseño en el que predomina el color rojo-, que desde el pasado mes de septiembre está llevando a cabo pruebas de homologación en distintos tramos de la red de Adif.