MUSC ofrece servicio en español para detección de COVID-19

0
33

Por Fernando Soto | [email protected]

La Universidad Médica de Carolina del Sur, mejor conocida como el MUSC Health, ha expandido sus servicios de detección de COVID-19 a la comunidad hispanohablante.

El sistema de salud ahora tiene disponible una línea telefónica bilingüe que “ofrece pruebas de detección.”
Según la doctora Vanessa Díaz, la linea telefónica debería de ser utilizada por aquellas personas que no tienen otro tipo de acceso a detección de COVID-19 virtual.

MUSC Health especifica que la línea debe ser utilizada por personas que:
• Ya visitaron MUSC Virtual Care (musc.care) y tuvieron un problema técnico.
• Que no tienen acceso a Internet o tienen una discapacidad que dificulta la navegación para la atención médica virtual en línea.
• Que ya se hicieron exámenes y se hicieron la prueba de detección de COVID-19 pero está buscando información de seguimiento.

Las personas que estén dentro de ese criterio pueden llamar al (843) 985-8888.
El servicio telefónico está abierto siete días a la semana desde las 7 a.m. hasta las 7 p.m.

Díaz también recalcó que este servicio es una de las “cosas importantes para tratar de evitar un contagio pandémico, que se ha visto en otras ciudades como Nueva York, Detroit, y Nuevo Orleans.”

“Este es un virus que si uno no está usando precauciones puede tener 60% de probabilidad de infectarse y eso es muy alto, mucho más alto de lo que normalmente vemos con las infecciones,” añadió la especialista.

De acuerdo a los reportes de salud sobre COVID-19 del Departamento de Salud y Control Ambiental del estado, conocido como DHEC, los hispanos cuentan por el 5% de las infecciones positivas del virus en Carolina del Sur.

Los expertos médicos sugieren que una persona con síntomas debería llamar antes de ir al médico.

Díaz dice que, “nosotros aquí decimos que tengamos seis pies [de distancia] entre la gente. Pero hay estudios que muestran que hasta el doble de esa distancia no es 100% seguro,” y por eso no quieren que la gente se “mezcle” en las clínicas o hospitales.

Llamar antes de ir también da tiempo para que los proveedores médicos se preparen adecuadamente. “Use cuidado virtual por video o teléfono y si es algo que tiene que venir nosotros tratamos de decirle a los cuartos de emergencia o clínicas [antes] de que la gente llegue para que tengan mascarillas y puedan [aislar] a la persona adecuadamente para que no haya demasiado riesgo,” agregó Diaz.

En Carolina del Sur ya se han realizado más de 44,000 pruebas de COVID-19 de las cuales más de 5,000 han dado resultados positivos.

Richland es el condado con mayor cantidad de contagios con una cifra de 736 casos positivos, seguido por el condado de Charleston que tiene 8.3% de los contagios totales en Carolina del Sur.

La cifra de muertes en el estado alcanzó los 150 el pasado 23 de abril.

Autoridades de salud proyectan que la cifra de muertes aumente a 261 para el 4 de agosto.