Washington DC.- El presidente Donald Trump envió el domingo al Congreso su plan de principios para una futura reforma migratoria, que incluye el muro en la frontera con México, agilizar la expulsión de menores centroamericanos, contratar a más agentes y limitar la concesión de visas mediante un sistema de méritos.

El plan de Trump, fue enviado a última hora del domingo a los líderes demócratas y republicanos del Congreso como punto de partida para las negociaciones de una futura reforma migratoria y de un acuerdo que proteja a los 800.000 jóvenes indocumentados beneficiarios del programa DACA.

Según recoge el borrador, el Gobierno de Trump está dispuesto a trabajar con el Congreso para lograr “tres objetivos”: garantizar admisiones “seguras y legales”, defender “la seguridad” del país y “proteger a los trabajadores y contribuyentes estadounidenses”.

Trump cree que “es imperativa la completa construcción del muro”, comentó bajo anonimato un alto funcionario de la Casa Blanca.

En ese mismo capítulo la propuesta del presidente es asegurar el “retorno seguro y ágil” a sus países de los menores, en su mayoría centroamericanos, que entran por la frontera sur ilegalmente y solos.

En cuanto al fomento de una inmigración basada en el mérito, la propuesta contempla, sin dar cifras, poner límites a los permisos de residencia o “green cards” para cónyuges e hijos menores de edad de aquellos que ya viven en el país, así como crear un sistema de puntos para obtener esas tarjetas.

El plan enfatiza la necesidad de “hacer cumplir” las leyes migratorias y de reformas para la “rápida salida” del país de los que se quedan más tiempo del permitido por su visa, poner fin al “abuso” en el sistema de concesión de asilo y pide la contratación de 10.000 agentes y 1.000 abogados más para ICE, así como de 300 fiscales federales y 370 jueces adicionales.

SHARE

Leave a Reply