Mujeres en Charlotte se tomaron Uptown

0
148

Judith Barriga | [email protected]

Charlotte NC. – “¿Por dónde empezar?” “Yo apoyo la igualdad por todos”, “Hablemos la verdad”, “Hagamos América noble otra vez”,  fueron algunos de los letreros y consignas con los que miles de manifestantes  desfilaron por  las calles del centro de Charlotte, el pasado 20 de enero, durante el primer aniversario de la ‘Marcha de la Mujer’.

Respondiendo a la convocatoria de La Organización Nacional de Mujeres en Charlotte, más de 7.000 asistentes, estuvieron presentes en el evento  activista, en el que  representantes políticos, educadores y líderes comunitarios hablaron sobre los derechos de la mujer, las injusticias sociales, ideas absurdas de racismo e inmigración, entre otros temas que abaten al país.

Además, las ponentes aprovecharon para impulsar un mensaje de participación electoral, motivando a las féminas y sus acompañantes a emitir su voto en las próximas elecciones, remarcando que esta es la única forma de combatir y vencer el mal que contamina a la comunidad.

“Hoy reconocemos  a cada una de ustedes, porque cada día las mujeres tienen que luchar por un salario justo,  porque aún tenemos que seguir  peleando contra el acoso sexual, seguir luchando para que cada chica logre sus sueños, porque vivimos  en una sociedad en la que no  se reconoce el valor de la mujer y porque  el día de elecciones, vamos a demostrar rompiendo records el poder que tenemos en las urnas de votación”,  dijo a la audiencia la alcaldesa  de Charlotte , Vi Lyles.

Proclamando el primer aniversario de la Marcha de Mujer con la promesa y responsabilidad de seguir exigiendo la igualdad de derechos laborales, el respeto a su cuerpo y decisiones, una educación justa y la verdadera integración y equidad social, Lyles dio inicio a la multitudinaria Marcha de la Mujer de Charlotte 2018 recorriendo el corazón de la Ciudad Reina.

Diversidad e integración

Uniéndose a la resistencia de los comentarios racistas y machistas de Donald Trump, los carteles y mensajes a favor del DACA, TPS y derechos LGBT, mostraron a una sociedad preocupada por los integrantes de su comunidad. Entre los protestantes se distinguía la presencia de las minorías, entre ellas grupos de mujeres latinas, asiáticas y musulmanas, además de hombres que con orgullo acompañaban a sus esposas e hijas.

“Hoy estoy aquí por mis hijas, por todo lo que ha dicho el presidente contra la mujer y por todos los políticos que lo apoyan. Estoy aquí para empoderarlas, porque tienen voz, porque tienen derechos y no son menos que ningún hombre”, dijo a HOLA News  Obed Guzmán, un inmigrante mexicano que participó en la marcha junto a su esposa e hijas.

“Todos tenemos derecho a estar en esta tierra, de vivir en un lugar seguro y ‘legal’, y  la manera que nuestro gobierno está tratando al inmigrante es un crimen”, dijo  Rebeca Cheatham, norteamericana que sostenía un poster con la leyenda ‘No Human is ilegal’ .

En el pódium,  Yisel  Pomier , representante de La Coalición Latinoamericana, habló del tiempo difícil que la comunidad inmigrante está viviendo bajo la Administración Trump y pidió a los presentes  decir no al  programa 287g,  dar su apoyo al ‘Dream Act’ y el TPS y darse el tiempo de  explorar a las diferentes  comunidades inmigrantes que viven en Charlotte.

“Tómense el tiempo para conocer sobre sus culturas, identidades y religiones antes de juzgar. No permitamos que nadie le falte al respeto a ningún ser humano. Porque uno nunca sabe cuándo necesitará que alguien más esté ahí para defendernos”,  dijo la activista.

La Marcha por la Mujer 2018 rompió record a nivel mundial, uniendo a millones en una sola voz y con un  solo propósito:  igualdad y respeto a la mujer.

Leave a Reply