Mueren 3 rohinyás en un nuevo incendio cerca de los campamentos en Bangladesh

0
6
472392

BANGLADESH ROHINYAS

Dacca, 2 abr (EFE).- Al menos tres rohinyás murieron este viernes por un incendio en un mercado cerca de los campos de refugiados en el sureste de Bangladesh, en un nuevo siniestro de este tipo tras el fuego la semana pasada que dejó quince muertos y arrasó 10.000 chozas.

El incendio se produjo durante la madrugada en un mercado cerca del masificado campamento de Kutupalong, en Cox’s Bazar, donde viven más de 600.000 rohinyás huidos a Bangladesh desde la vecina Birmania (Myanmar), especialmente tras la ola de violencia desatada contra esta minoría por el Ejército birmano en agosto de 2017.

“El incendio destruyó siete tiendas en el mercado. Encontramos en su interior tres cadáveres. Probablemente eran empleados de las tiendas”, afirmó a Efe el subdirector adjunto del Servicio de Bomberos y Defensa Civil de Cox’s Bazar, Md Abdullah.

Los servicios de bomberos lograron controlar el fuego en un corto periodo de tiempo, evitando así que el fuego se extendiera, explicó Abdullah, que anotó que entregaron los cadáveres a la Policía.

El oficial a cargo de la comisaría de la Policía de Ukhiya en Cox’s Bazar, Ahmed Sanjur Morshed, confirmó a Efe que todas las víctimas eran refugiados rohinyás residentes en los campamentos.

Este es el último de una serie de incendios que han afectado a los campamentos rohinyás en los últimos meses.

La semana pasada un masivo incendio, que afectó a unos 45.000 refugiados, dejó al menos quince rohinyás muertos y 10.000 chozas destruidas, según datos de Naciones Unidas, y afectó también a escuelas, centros de salud y otras instalaciones.

Se trata de lugares vulnerables al fuego por la deficiencia de las instalaciones, su masificación, y las frágiles chozas de madera, bambú y plástico que cubren el área.

Además a mediados del pasado enero un incendio dejó a unos 3.500 rohinyás sin hogar después de que las llamas redujeron a cenizas más de medio millar de chozas, y pocos días después Unicef denunció el incendio premeditado de cuatro centros educativos para rohinyás.

Estos incendios se producen mientras continúa la polémica en Bangladesh por el intento de las autoridades del país de reubicar a unos 100.000 rohinyás en la remota isla de Bhasan Char, con el objetivo así de descongestionar los campamentos, un proceso que comenzó el pasado diciembre, y que tras el envío esta semana de otros 4.000 voluntarios, el total asciende ya a unos 17.000.

Unos 738.000 rohinyás llegaron a los campamentos del sureste de Bangladesh tras el estallido en agosto de 2017 de una campaña de persecución y violencia por parte del ejército birmano, que la ONU calificó de ejemplo de limpieza étnica y un posible genocidio, algo que investigan los tribunales internacionales.