Muere uno de los ocho lobos registrados en California

0
14
198136

EEUU ANIMALES

Los Ángeles, 7 feb (EFE News).- Defensores de los animales lamentaron este viernes la muerte de una loba solitaria que había migrado desde Oregón y era uno de los ocho animales de esta especie amenazada de extinción en California que quedaban en el estado.

La loba identificada como OR-54, de cuatro años, fue hallada muerta el pasado 5 de febrero en el condado de Shasta, norte de California, informó el Departamento de Pesca y Vida Silvestre de California (CDFW).

“La muerte de esta loba es trágica porque la recuperación del lobo en California apenas está en sus primeros pasos”, dijo a Efe la bióloga y defensora de lobos Amaroq Weiss, del Centro para la Diversidad Biológica, una organización no gubernamental que protege a las especies en peligro.

“En este momento solo tenemos otros siete lobos conocidos en California, por lo que la vida de cada uno es preciosa”, añadió.

Las autoridades estatales creen que la loba nació probablemente en 2016 de una manada bautizada Rogue Pack, que se encontró en las cercanías del río Rogue en Oregón.

De acuerdo a los registros de monitoreo por GPS, OR-54 ingresó a California en 2018. Desde entonces había pasado gran parte de su vida en California, aunque realizó dos viajes de regreso a Oregón.

La loba gris recorrió más de 8.712 millas (14.020 kilómetros) después de abandonar su manada.

Esta especie (Canis lupus) fue exterminada en California a principios de 1900 por un programa nacional de erradicación patrocinado por el Gobierno en nombre de la industria ganadera.

Los lobos comenzaron a regresar a los estados de Oregón y Washington en la década de 2000, destacó en un comunicado del Centro para la Diversidad Biológica.

En 2011, un lobo de Oregón bautizado como OR-7 llegó a California, convirtiéndose en el primer lobo salvaje confirmado en el estado en casi 90 años. Desde entonces, varios otros lobos se han aventurado a venir al estado desde Oregón.

“Al igual que su padre, el famoso lobo OR-7 que vino a California hace años, OR-54 fue un faro de esperanza que demostró que los lobos pueden regresar y florecer aquí. Su muerte es devastadora”, subrayó Weiss

El CDFW no aclaró en qué circunstancias murió la loba pero advirtió que se investiga la causa de su deceso.

Los lobos grises están protegidos por las leyes estatales y federales al ser una especie en peligro de extinción.

La pena máxima por violar la Ley Federal de Especies en Peligro puede acarrear hasta un año de prisión y una multa de 100.000 dólares.

“Esperamos que OR-54 haya tenido una muerte natural y no haya sido asesinada”, advirtió Weiss.

“El regreso de los lobos es un hito ambiental importante en nuestro estado, y la gran mayoría de los californianos quieren ver a los lobos de regreso a nuestras tierras”, acotó.

Leave a Reply