Washington, DC.- El cuerpo del expresidente George H. W. Bush (1989-1993), quien falleció el 30 de noviembre a los 94 años, descansa en el Capitolio de Estados Unidos desde el lunes hasta el miércoles.

Los restos del exmandatario yacen en la rotonda del Capitolio estadounidense, situada justo debajo de la cúpula de ese edificio, al igual que la mayoría de los expresidentes de Estados Unidos que ya perecieron.

El último expresidente que recibió un homenaje póstumo en ese emblemático edificio fue Gerald Ford (1974-1977), que falleció en diciembre de 2006.

Trump y su mujer, la primera dama Melania Trump, asistirán al funeral, según la Casa Blanca.

El mandatario también ordenó que las banderas de la Casa Blanca y de todos los territorios de Estados Unidos ondeen a media asta durante los próximos 30 días en memoria de Bush padre.

Medios estadounidenses apuntaron también que el expresidente será enterrado el jueves junto a su esposa, Barbara Bush, en la biblioteca presidencial George H. W. Bush en College Station (Texas, EE.UU.).

El patriarca de la familia Bush fue piloto de guerra durante la Segunda Guerra Mundial, congresista, embajador en la ONU, director de la CIA, vicepresidente de Ronald Reagan entre 1981 y 1989 y puso fin a una carrera política de cuatro décadas como presidente.

Desde la Casa Blanca, Bush “41” (para diferenciarlo de su hijo, Bush “43”) lideró el fin de la Guerra Fría, la primera guerra del Golfo y la invasión de Panamá mientras la Unión Soviética se derrumbaba y Alemania se reunificaba.

Bush murió ocho meses después de que lo hiciera su esposa, la ex primera dama Barbara Bush, con la que estuvo casado 73 años.

Los triunfos diplomáticos y bélicos no le bastaron para lograr la reelección, y en 1993 entregó al demócrata Bill Clinton las llaves de la Casa Blanca y se retiró a su hogar en Houston (Texas) junto a su esposa.

Bush sufría un tipo de parkinson que le impedía caminar y lo tuvo en silla de ruedas en sus últimos años de vida, en los que sus entradas y salidas del hospital fueron constantes sobre todo por problemas respiratorios.

En 2016, ni Bush 41 ni Bush 43 apoyaron al candidato republicano a la Casa Blanca y ahora presidente, Donald Trump, y según algunas filtraciones ambos votaron por la demócrata Hillary Clinton. Trump, de hecho, no acudió al funeral de Barbara Bush en abril.

SHARE

Leave a Reply