Muere Eric Carle, autor de uno de los libros infantiles más populares de EEUU

0
26
537546

LITERATURA

Nueva York, 26 may (EFE News).- El autor de libros infantiles Eric Carle, responsable del popular “The Very Hungry Caterpillar”, falleció a los 91 años de edad en su residencia de Massachusetts, anunciaron este miércoles sus familiares.

En la publicación, en la que se incluyó un breve poema, se concretó que Carle murió el pasado domingo en su residencia estival de Northampton, en el estado de Massachussetts, donde estaba acompañado por miembros de su familia.

El editorial que publicaba sus libros, Penguin Kids, también confirmó el fallecimiento del autor, en la que le dieron las gracias por compartir su “gran talento con generaciones de jóvenes lectores”.

Carle escribió más de 70 libros, entre ellos el clásico de literatura infantil “The Very Hungry Caterpillar” (“La pequeña oruga glotona”), publicado en 1969 y cuenta la historia de la metamorfosis de una oruga verde y roja a una bella mariposa, con la que aprendieron a leer muchas generaciones de estadounidenses.

De hecho, la obra estaba en la décima posición de los libros más prestados en la historia de la Biblioteca Pública de Nueva York en una lista que fue publicada por la institución en 2020 con motivo de su 125 aniversario.

“Creo que es un libro de esperanza”, dijo Carle en un vídeo publicado para los eventos de celebración del 50 aniversario de la obra, que explicó en varias ocasiones que quería que sirviera a los niños en su transición en los primeros años de escuela, para que se pudieran identificar como enormes mariposas en el momento de dejar la seguridad y la calidez de sus hogares.

“Los niños necesitan esperanza. Tú, pequeña insignificante oruga, puedes convertirte en una bella mariposa y volar por el mundo con tu talento”, agregó.

Carle nació en Syracuse (Nueva York) en 1929, pero creció en Alemania, tras lo que volvió a EE.UU., donde desarrolló su importante carrera como diseñador, escritor e ilustrador de libros. A pesar de su larga lista de obras, no comenzó a escribir libros infantiles hasta sus casi 40 años.