Muere Cruz Reynoso, el primer juez latino del Supremo de California

0
7
515079

EEUU OBITUARIO

Miami, 8 may (EFE).- Cruz Reynoso, hijo de trabajadores agrícolas mexicanos y el primer latino en convertirse en juez de la Corte Suprema de California, murió este vienes a los 90 años, informó su familia, sin detallar las causas del fallecimiento.

Nacido en 1931, en Brea, California, Reynoso fue el tercero de once hermanos, hijos de dos inmigrantes mexicanos que llegaron a Estados Unidos provenientes de Los Altos de Jalisco a trabajar en labores del campo.

En 2000, Reynoso recibió la Medalla Presidencial de la Libertad, el más alto honor civil otorgado en Estados Unidos, de manos del entonces presidente Bill Clinton (1993-2001).

“Cruz Reynoso es hijo de inmigrantes mexicanos que pasaron los veranos trabajando con su familia en los campos del Valle de San Joaquín”, dijo entonces Clinton en la ceremonia en la Casa Blanca.

“De niño le encantaba leer que sus compañeros de primaria lo llamaban el profe, el profesor. Más tarde, algunos le dijeron que dejara a un lado sus sueños de la universidad y le dijeron sin rodeos que nunca te dejarían entrar”, recordó el demócrata.

Junto a sus hermanos, el latino tuvo que estudiar en escuelas segregadas y de baja calidad, donde sólo estudiaban mexicanos con materiales educativos dejados por los niños blancos.

“Nos dijeron que nos enviaban a estudiar en esas escuelas porque no hablábamos inglés, pero esa razón no me convenció nunca porque nosotros hablábamos inglés perfectamente”, contó en 2017 a Efe.

Señaló que su familia tuvo que librar batallas contra la injusticia y la discriminación.

Reynoso trabajó desde niño en el campo y al mismo tiempo no paró de estudiar hasta graduarse de la Universidad de California Berkeley, de donde salió como el único hispano de su clase.

Desde entonces se convirtió en un pionero latino en el sistema judicial estatal.

El abogado fue el primer director hispano de la organización California Rural Legal Assistance (CRLA), que brindaba ayuda legal a los trabajadores rurales pobres del estado, y también fue uno de los primeros profesores de leyes de origen hispano.

Una de las cumbres de su carrera llegó cuando en 1982 se convirtió en magistrado de la Corte Suprema de California, el primer latino en cruzar este hito, tras ser designado por el gobernador Jerry Brown, durante su primer mandato (1975-1983).

Fue además miembro durante años en la Facultad de Derecho de la Universidad de California Davis y vicepresidente de la Comisión de Derechos Civiles de Estados Unidos. EFE

ims/fpa