Moneyval reconoce los avances antiblanqueo del Vaticano y pide más medidas

0
3
552772

C.EUROPA VATICANO

Estrasburgo (Francia), 9 jun (EFE).- Moneyval, el órgano de lucha contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo del Consejo de Europa, admitió este miércoles que las autoridades vaticanas “han dado pasos” para combatir esas prácticas, aunque les pidió que refuercen las medidas.

La delegación de Moneyval que visitó la Santa Sede entre el 30 de septiembre y el 12 de octubre constató que “se ha adoptado una nueva legislación dirigida a fortalecer el marco general de lucha” contra esos delitos.

En su informe sobre ese microestado, aplaude que se hayan constituido dos comisiones pontificias para estudiar las estructuras económicas y administrativas.

Los expertos de Moneyval aseguran que en la Santa Sede hay “un conocimiento general de alto nivel sobre el blanqueo de capitales y la financiación de la amenaza terrorista”, y que en algunas áreas, “existe una comprensión detallada del riesgo”.

Pero alertan de que en algunos casos de “posibles abusos del sistema interno” no se ha abordado la evaluación del riesgo.

Al igual que lo había hecho en anteriores informes (el primero sobre la Santa Sede es de julio de 2012), el organismo europeo echa en falta que se juzguen más casos ante los tribunales.

Lo atribuye a la falta de recursos de la Fiscalía y de las fuerzas del orden, a una especialización insuficiente en investigación financiera, lo que da “resultados modestos en los tribunales con solo dos condenas por lavado de dinero”.

Moneyval destaca la importancia que el Estado Vaticano le da a la incautación de activos como un “objetivo político”, que se demuestra con la adopción en 2018 de “un marco sólido” para el decomiso sin condena, que desde entonces se ha utilizado “en un caso de perfil elevado”.

Elogia que la Santa Sede tenga un mecanismo nacional que permite aplicar las sanciones de la ONU “sin demoras indebidas”, aunque “persisten algunos retrasos en la incorporación de esas decisiones en la legislación nacional”.

Recomienda al Vaticano mejorar el uso de la inteligencia financiera en las investigaciones penales, contratar a fiscales con experiencia en delitos financieros e introducir un protocolo para que se faciliten las investigaciones y los juicios.

También aconseja establecer un procedimiento integral de petición a la Santa Sede cuando se solicite su consentimiento para iniciar un proceso penal contra cardenales y obispos.

El Vaticano va a ser sometido a informes de seguimiento regular por parte de Moneyval, teniendo en cuenta el resultado “positivo” de esta evaluación.