Mochilas transparentes y detectores de metales para prevenir violencia en escuelas de Charlotte

0
153
(Foto: Shutterstock)

Redacción HOLA News | [email protected]

Después de que cuatro estudiantes murieron y siete personas más resultaron heridas en un tiroteo ocurrido hace pocos días en Oxford High School en el condado de Oakland, Michigan, el superintendente de las escuelas de Charlotte-Mecklenburg (CMS), Earnest Winston, envió una carta a los padres y estudiantes, alertándolos sobre las precauciones que toma el distrito escolar de Carolina del Norte para prevenir la violencia.

“Nos enfrentamos a una crisis de agresión y violencia estudiantil sin nuestra comunidad y nuestras escuelas”, dijo Winston. “Las armas no deben estar en las escuelas ni en manos de los niños”.

ARMAS ENCONTRADAS

Más allá de la violencia en Michigan, CMS se ha topado con su propio problema reciente con las armas y la violencia en sus escuelas. El viernes 3 de diciembre, Harding University High School en el oeste de Charlotte fue bloqueada después de un incidente que involucró gas pimienta.

Esta es la segunda vez esta semana que Harding fue bloqueado. Unos día antes, el martes, se encontró un arma después de una pelea en el campus, y CMS aumentó la seguridad en la escuela al día siguiente.

La escuela secundaria Julius Chambers fue cerrada después de que una pelea entre varios estudiantes resultó en que se llamara a la policía.

La escuela secundaria Garinger en el este de Charlotte estuvo cerrada el jueves después de que se encontró un arma en posesión de un estudiante. En lo que va del año escolar, CMS ha encontrado 18 armas en los campus de todo el distrito.

MÁS SEGURIDAD

Winston les dijo a los padres que el distrito está tomando medidas para proteger a los estudiantes y al personal, incluidos los protocolos de seguridad y apoyo.

“Todos los estudiantes y el personal están capacitados en procedimientos de cierre para asegurar los edificios durante una crisis”, escribió Winston. “Capacitamos al personal de la escuela para escenarios de tiradores activos, realizamos controles de seguridad aleatorios y registros caninos, proporcionamos personal para las necesidades sociales y emocionales de nuestros estudiantes y contamos con oficiales de recursos escolares capacitados en nuestros campus de secundaria y preparatoria para responder a los problemas”.

Sin embargo, admitió que el distrito escolar debe seguir haciendo más.

Winston señaló un grupo de trabajo que dirigió y que está trabajando para encontrar soluciones a corto y largo plazo para el creciente problema de la violencia en las escuelas. Una de esas soluciones es proporcionar a los estudiantes mochilas transparentes, que deben llegar en febrero. Otra herramienta es crear un sistema donde los estudiantes puedan reportar posibles amenazas de forma anónima y duplicar el número de controles de seguridad aleatorios en la escuela.

“Nos hemos puesto en contacto con los fabricantes de equipos de detección con respecto a detectores de metales y varitas”, agregó Winston. “Hemos involucrado a socios de la ciudad y el condado para compartir estrategias como el programa Alternativa a la Violencia para llegar a la comunidad. Hay más trabajo por hacer”.

Winston se reunió recientemente con el jefe del Departamento de Policía de Charlotte-Mecklenburg, Johnny Jennings, junto con otros líderes de la ciudad y el condado, como el fiscal de distrito y el alguacil, para encontrar otras posibles soluciones.