Minsk se compromete con Moscú a pagar sus deudas “cueste lo que cueste”

0
6
592416

RUSIA BIELORRUSIA

Moscú, 13 jul (EFE).- El presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, se comprometió hoy con su homólogo ruso, Vladímir Putin, a pagar los créditos ante Rusia “cueste lo que cueste”.

“En asunto de finanzas la situación siempre ha sido difícil, y hemos tenido una apoyo muy importante por parte de Rusia. Nos esforzamos por cumplir nuestros compromisos en materia de créditos y pagaremos cueste lo que cueste”, declaró el mandatario bielorruso en una reunión con Putin en San Petersburgo.

Lukashenko calificó las sanciones impuestas por Occidente a Bielorrusia como una campaña “de terror individual contra las personas que hablaron sinceramente, contra las personas que defendieron al Gobierno y al Estado”.

El mandatario aseguró a Putin que Bielorrusia “soportará las sanciones”, y destacó que lo más importante en estos momentos es “la seguridad de nuestros estados”

“Nuestra economía está muy vinculada a la economía rusa, conservamos la cooperación con Rusia”, afirmó, al señalar que Minsk no rompió relaciones con Moscú como hizo “la república sureña”, en referencia a Ucrania.

Las relaciones entre Moscú y Kiev se deterioraron considerablemente tras la ilegal anexión de Crimea en 2014 y el apoyo del Kremlin a las milicias prorrusas que controlan las regiones de Donetsk y Lugansk en el este de Ucrania.

“Gracias a que no rompimos estas relaciones logramos sobrevivir económicamente en medio de este difícil tiempo”, añadió Lukashenko.

La UE impuso sanciones económicas a Bielorrusia en junio pasado ante la escalada de las violaciones de los derechos humanos y de la represión violenta de la sociedad civil, la oposición democrática y la prensa.

Las sanciones, que responden también al aterrizaje forzado en Minsk el mes pasado de un avión de Ryanair para detener al periodista opositor Román Protasevich y su acompañante, incluyen la restricción del comercio de productos del petróleo y potasa, entre otras medidas restrictivas.

Por su parte, el presidente ruso celebró la responsabilidad con la que Minsk paga sus deudas “pese al coronavirus” y las sanciones, y señaló que en ese contexto Bielorrusia logró reducir en un 2,5 % su deuda soberana.

“Bielorrusia es, en este sentido, un socio estable y fiable”, dijo.

El jefe de Estado ruso indicó que aunque en 2020 el intercambio comercial entre ambos países cayó en un 17 % por la pandemia, este año se incrementó considerablemente, con una subida del 37 %.

Tras las elecciones presidenciales de agosto de 2020, en las que Lukashenko fue declarado ganador con más del 80 % de los votos, resultado calificado de fraudulento por la oposición, en el país tuvieron lugar multitudinarias manifestaciones pacíficas fuertemente reprimidas por la policía.

En ese contexto, Moscú acordó con Minsk la concesión de un crédito por valor de 1.500 millones de dólares, parte del cual se destinó a refinanciar la deuda contraída anteriormente con Rusia.

Este crédito sirvió al régimen para evitar una mayor caída económica y mantenerse a flote pese a las sanciones impuestas por Occidente.