Minorías en Georgia preocupadas por proceso de rediseño de distritos

0
7
695844

ELECCIONES VOTO

Atlanta (GA), 13 oct (EFE).- Defensores de los inmigrantes en Georgia manifestaron este miércoles preocupación por el proceso de rediseño de los distritos electorales que tiene a cargo la legislatura estatal tras advertir que existe falta de transparencia y temen que no se tengan en cuenta la voz de las minorías.

“Fundamentalmente, la redistribución es algo bueno porque nos lleva al principio de una persona, un voto, de que todos tengamos representación igualitaria bajo la ley. Sin embargo, estamos preocupados de que este proceso va a ser usado para quitarle el poder del voto a la comunidad inmigrante”, dijo Karuna Ramachandran, una de las directoras de Asian Americans Advancing Justice-Atlanta.

Los activistas expresaron su temor durante la conferencia virtual denominada “En juego en el proceso de redistribución de distritos de Georgia: representación justa para las comunidades de inmigrantes”, organizada por la Georgia Immigrant Rights Alliance (GIRA) y Ethnic Media Services.

“Hemos visto cómo nuestra población está creciendo rápidamente en el estado, por lo que deberíamos tener más representación en el gobierno, no menos, por eso estamos bien preocupados”, sostuvo Ramachandran.

De acuerdo con datos del Censo 2020, los grupos minoritarios son los de mayor crecimiento en Georgia, un estado donde la población creció en más de un millón de personas durante la última década (1.024.255).

“Desafortunadamente, nuestra legislatura no tiene un proceso que incluye aportación del público o transparencia, para compartir con el público los rediseños (de los distritos), la cronología del proceso y los criterios. Todo esto no se nos provee a nosotros, los residentes de Georgia, por parte de la legislatura”, lamentó Ramachandran.

La Asamblea General de Georgia tiene previsto iniciar una sesión especial a partir del 3 de noviembre, para delinear los nuevos distritos electorales, como lo establece la Constitución de Estados Unidos cada 10 años, basados en los datos del Censo.

Los activistas dijeron en la conferencia que han solicitado en varias ocasiones a la legislatura estatal, que está controlada por el Partido Republicano, que lleve a cabo un proceso de redistribución en el que se involucre a la comunidad, para asegurar que sea justo y no “políticamente manipulado”.

María Rosario Palacios, fundadora de la organización Georgia Familias Unidas, por su parte, lamentó que los políticos estatales no tomen en cuenta a la población hispana en este proceso, como por ejemplo a la comunidad puertorriqueña desplazada por el huracán María, al no dirigirse a ellos en su idioma.

Palacios recordó algunas de las consecuencias que conllevan la falta de representación política en la comunidad hispana, como por ejemplo en ciudades como Gainesville, al noreste de Atlanta, donde casi un 40 por ciento de la población es hispana.

El corazón de la comunidad latina de esa localidad carece de aceras, algo vital para los pequeños negocios que se encuentran en la zona que dependen del tráfico peatonal, aseguró Palacios, que agregó que una de las razones por la cuales no se ha hecho nada al respecto es porque muchos residentes hispanos no pueden votar.