Houston.-  El impactante triunfo de los Vikings de Minnesota rebosó de alegría a sus seguidores en todo al país, quienes ya se habían resignado a un “injusto” triufo de los Saints de Nueva Orleans, quienes lideraban el juego con marcador  23-24.

Sin embargo,  el mariscal de campo Case Keenum completó pase de anotación al receptor abierto Stefon Diggs cuando el tiempo expiraba y los Vikings vencieron 29-24 a los Saints en el partido de la ronda divisional de la NFC.

Con la victoria los Vikings (14-3) deberán enfrentarse el próximo domingo a los Eagles de Filadelfia (14-3) que en partido divisional disputado ayer, sábado, también ganaron de locales 15-10 a los Falcons de Atlanta.

El duelo por el título de la NFC se jugará el próximo domingo en el Lincoln Financial Field de Filadelfia, donde los Eagles ahora llegan como favoritos a conseguir el boleto para el Super Bowl LII.

Leave a Reply