Ministra de Función Pública, primer caso de COVID-19 en el Gobierno mexicano

0
21
217206

CORONAVIRUS

México, 27 abr (EFE News).- La secretaria de la Función Pública de México, Irma Eréndira Sandoval, dio positivo a la prueba de COVID-19, siendo la primera ministra del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador en contraer el coronavirus, informaron este lunes las autoridades.

En un comunicado, la Secretaría de la Función Pública comunicó que la funcionaria “se encuentra en excelente estado de salud y sin síntomas graves” a pesar de que el 20 de abril dio positivo de coronavirus SARS-CoV-2.

“En estricto acatamiento a las recomendaciones médicas, desde los primeros síntomas la secretaria Sandoval se ha mantenido en autoaislamiento y en constante monitoreo médico”, destacó el ministerio.

De acuerdo con la secretaría, Sandoval sigue trabajando de forma telemática y una vez reciba el alta médica retomará la agenda de actividades presenciales.

El de Sandoval es el primer caso confirmado de COVID-19 en el gabinete de López Obrador, aunque la enfermedad ha afectado a otros cargos públicos.

Desde que llegó el coronavirus a México a finales de febrero, han contraído la enfermedad COVID-19 los gobernadores de Hidalgo, Omar Fayad; Tabasco, Adán Augusto López, y Querétaro, Francisco Domínguez, aunque ninguno de ellos estuvo hospitalizado.

El contagio del gobernador de Hidalgo puso en el punto de mira el estado de salud de López Obrador, quien se reunió con Fayad en marzo, pero el mandatario mexicano no ha presentado síntomas hasta la fecha.

México acumula 1.351 fallecidos por COVID-19 y 14.677 contagiados confirmados, aunque el Gobierno, que no realiza pruebas masivas a la población, estima que el número de enfermos es nueve veces mayor.

López Obrador fue criticado en marzo por desestimar las recomendaciones de salud y mantener sus giras por el territorio entre abrazos de la población, aunque a finales de ese mes admitió la existencia de una crisis sanitaria.

El Gobierno mexicano prohibió las actividades económicas no esenciales y exhortó a la población a quedarse en casa hasta el 30 de mayo, si bien no ha concretado sanciones para las empresas que lo incumplen y la cuarentena no es obligatoria para no afectar a los más de 50 millones de pobres que viven al día.

Las autoridades mexicanas consideran que el país ya ha entrado en la fase de máxima expansión de la enfermedad, creen que el pico de la pandemia se alcanzará entre el 8 el 10 de mayo y prevén levantar gradualmente el confinamiento a partir del 1 de junio.