Ministerio de Defensa paraguayo recibe tierras confiscadas al narcotráfico

0
8
554625

PARAGUAY NARCOTRÁFICO

Asunción, 10 jun (EFE).- El Gobierno de Paraguay anunció este jueves que otorgó al Ministerio de Defensa la posesión de unas 24.000 hectáreas incautadas a redes dedicadas al tráfico de cocaína, debido a su ubicación estratégica, a unos cinco kilómetros de la frontera con Bolivia.

Esta es la primera vez que el Estado paraguayo, a través del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert), recupera tierras utilizadas para el crimen organizado, como señaló el ministro del Interior, Arnaldo Giuzzio.

Las seis fracciones de tierra fueron, en su momento, un establecimiento ganadero, pero después se convirtieron en una base de redes narcotraficantes.

El lugar, en el Chaco paraguayo, fue intervenido por la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) en 2017, con la incautación de armas y aeronaves, y este año se realizó una operación similar por parte de la Policía Nacional, que se saldó con el hallazgo de 1.300 kilogramos de cocaína y acetona.

Esas 24.000 hectáreas pasarán ahora a ser propiedad del Ministerio de Defensa, como anunció la titular del Indert, Gail González.

“Es un lugar estratégico, está a no más de 5 kilómetros de la frontera con Bolivia, se trata de una cuestión de soberanía. Consideramos que las Fuerzas Militares son las que tienen que hacerse cargo de esas tierras”, expresó.

Por su parte, el ministro de Defensa, Bernardino Soto, recalcó que ese terreno tiene “una importancia enorme” por su ubicación cercana a la frontera paraguayo-boliviana.

“Las Fuerzas Armadas tomarán posesión de estas fracciones y establecerán un destacamento militar con la misión de controlar el área y de evitar, fundamentalmente, el aterrizaje de aviones con vuelos ilícitos, porque se debe considerar que en esa propiedad existe una pista de aterrizaje utilizable”, explicó Soto.

Asimismo, el ministro informó que el Gobierno estudia declarar a esa zona “área silvestre protegida”.

MECANISMO DE RECUPERACIÓN

La titular del Indert recordó que “es totalmente ilegítimo e ilegal” que personas que no se dediquen a la actividad agroganadera ocupen fracciones del Estado.

Ante esta recuperación de terrenos, Giuzzio aseguró que “marca un precedente” y servirá para “establecer un mecanismo de recuperación de propiedades” del Indert que se estén utilizando de forma ilícita.

“El Estado recupera un bien inmueble muy valioso, no solo por la ubicación, sino también por la infraestructura que hoy ya tiene ese inmueble”, agregó el ministro del Interior.

La estancia cuenta con agua propia, hangares, lugar de residencia, un taller de maquinarias, motores generadores y cultivos cercanos al casco de la propiedad, según enumeró Giuzzio.

Además, aclaró que esta propiedad se cede al Ministerio de Defensa por su proximidad a la frontera, pero “en otra situación” sería “ideal” adjudicar los terrenos a personas que requieran “un espacio de tierra para sus cultivos”.

Según las autoridades, Paraguay se ha convertido en una de las rutas de tráfico internacional de cocaína, que ingresa generalmente por vía aérea o terrestre en el Chaco, junto a la frontera con Bolivia, con destino a otros países como Brasil o Argentina.