Miles de personas despiden al portugués Sampaio en la capilla ardiente

0
3
660166

PORTUGAL SAMPAIO

Lisboa, 11 sep (EFE).- Miles de personas, entre personalidades y ciudadanos anónimos, pasaron hoy por la capilla ardiente del expresidente luso Jorge Sampaio, fallecido a los 81 años, para dar el último adiós a una figura que estará “siempre en la memoria de los portugueses”.

Fueron las palabras de una de las personalidades que acudieron a despedir a Sampaio, el actual secretario general de la ONU, António Guterres, que en una breve declaración a la prensa recordó la mítica frase sobre la Revolución de los Claveles pronunciada por primera vez por el expresidente y que se sigue usando cada año.

“Jorge Sampaio dijo una vez ’25 de Abril, siempre’. Hoy quiero decir ‘Jorge Sampaio, siempre'”, evocó Guterres, visiblemente emocionado por la pérdida de quien fue su amigo y compañero dentro de la familia socialista lusa y que será recordado “hasta en la ONU, donde dejó una marca”.

Guterres fue apenas una de las miles de personas que han pasado este sábado por la capilla ardiente instalada en el antiguo Museo del Carruaje de Lisboa, que abrió a mediodía -tras media hora reservada a la familia y personalidades del Estado- y cerrará a las 23.00 horas (22.00 GMT).

Durante la tarde se podía ver una larga fila de espera a las puertas del antiguo Museo del Carruaje para poder despedirse de Sampaio, que presidió Portugal entre 1996 y 2006.

Las ceremonias fúnebres empezaron pasadas las 10.00 horas (9.00 GMT), con el traslado de los restos mortales de Sampaio por la ciudad de Lisboa.

El cortejo fúnebre hizo una primera parada frente al Ayuntamiento, del que fue alcalde entre 1990 y 1995, para un breve homenaje y siguió después hasta el antiguo museo, situado junto al palacio presidencial de Belém.

Allí fue recibido por las más altas personalidades del Estado: el actual presidente de la República, Marcelo Rebelo de Sousa; el del Parlamento, Eduardo Ferro Rodrigues, y el primer ministro, António Costa.

Las ceremonias proseguirán este domingo con un funeral de Estado en el Monasterio de los Jerónimos, también en el barrio de Belém, al que acudirán figuras internacionales como el propio Guterres o el rey Felipe VI de España.

Después se hará un entierro privado en el cementerio de Alto de São João, para la familia y los más allegados.

Jorge Sampaio murió en un hospital de Lisboa en el que llevaba dos semanas ingresado por problemas respiratorios que se sumaban a varios achaques cardíacos con los que convivía desde hacía años.

Tras pasar por la jefatura de Estado, fue enviado especial de Naciones Unidas para la Lucha contra la Tuberculosis y alto representante de la misma organización para la Alianza de las Civilizaciones.

En los últimos años se dedicó a la Plataforma Global para los Estudiantes Sirios, que fundó en 2013 y todavía presidía, para ayudar a jóvenes sirios a retomar sus estudios tras abandonar su país por la guerra.

660166660166