Milan Skriniar, central eslovaco en el punto de mira de los clubes europeos

0
7
562493

FÚTBOL EUROCOPA ESLOVAQUIA

Praga, 17 jun (EFE).- Uno de los artífices de la victoria de Eslovaquia ante Polonia en la primera ronda de la Eurocopa 2021 fue el central Milan Skriniar, elegido mejor jugador de ese encuentro, y que está en el punto de mira de varios clubes europeos.

El defensa de 1,88 metros, al que vence el contrato con el Inter de Milán en 2022, logró este año el “scudetto” italiano con el cuadro neroazzurro y ha confirmado su poderío y garra en el arranque del torneo continental.

La delicada situación económica que atraviesa el cuadro lombardo, que provocó la dimisión del técnico Antonio Conte en mayo por la desavenencias sobre política de fichajes, ha provocado que los rumores sobre la salida de Skriniar sean constantes, siendo el Real Madrid uno de los clubes que podrían mostrar interés por el jugador.

Estos rumores, reflejados por la prensa eslovaca, han arreciado tras la salida de Sergio Ramos, que se despide hoy oficialmente del club blanco, o con la posible salida de Raphael Varane.

Según expertos del mercado de fichajes, el Madrid necesitará contratar un central al lado de Militao, Nacho y Alaba, lo que hace a Skriniar un candidato interesante para el técnico Carlo Ancelotti.

Skriniar destaca por el despeje limpio de balón, completando el pase, y por su alta efectividad para arrebatar el cuero al rival y regatear. Tiene además gran precisión en el disparo.

En el Krestovsky Stadium de San Petersburgo, Skriniar no se lo puso fácil al astro polaco Robert Lewandowski, que no disparó entre los tres palos en la primera parte, y el central de 26 años finiquitó el encuentro en el minuto 69 con un poderoso derechazo en el perímetro del área entre una maraña de jugadores blanquirojos.

“Logré controlar un balón, no sé muy bien cómo, y luego conseguí disparar bien, y esto me llena de ilusión”, dijo el central tras conseguir el gol de la victoria.

Nacido en Ziar nad Hronom, localidad de 20.000 en el centro de Eslovaquia, Skriniar lleva 41 representaciones internacionales en la selección absoluta, en las que ha anotado 3 goles, y ahora ha dado a su equipo alas para soñar con la clasificación para octavos de final en el grupo de España.

Tras despuntar en el Zilina eslovaco, fue fichado con 20 años por el Sampdoria, que pagó por él un millón de euros, y, año y medio después, pasó al Inter, que desembolsó 30 millones.

Con su club actual, Skriniar anotó tres goles en la última temporada, en la que los de Conte alzaron la copa tras once años de sequía.

Con Conte, el eslovaco también fue finalista de la Liga Europa contra el Sevilla en 2020, en la que el cuadro hispalense levantó el trofeo tras ganar por 3-2 en Colonia.