México suma su quinto Colón de Oro en el Palmarés del Festival Iberoamericano

0
4
740457

CINE HUELVA

Huelva (España), 19 nov (EFE).- El cine mexicano ha conseguido hoy su quinto Colón de Oro, el máximo galardón del Festival de Cine Iberoamericano de Huelva, con “El otro Tom”, de Rodrigo Pla y Laura Santullo, y empata con Chile en el palmarés del festival onubense después de 47 ediciones.

Tras ganar en 2019 la peruana “Canción sin nombre”, que dio a Perú su tercer Colón de Oro, y ‘Planta permanente’, del argentino Ezequiel Radusky en 2020, Argentina sigue en lo más alto del podio del único festival dedicado íntegramente al cine iberoamericano con once premios en total.

El dominio del cine argentino en el festival de Huelva sigue siendo incontestable, y antes de su triunfo en 2020 tuvo su último trofeo en 2017 por ‘La novia del desierto”, mientras que solo hay un país con un solo Colón de Oro, República Dominicana, mientras que Perú tiene dos, con “Juliana” y “Magallanes”, igual que Colombia con las cintas “La estrategia del caracol” y la laureada en 2016, “Pizarro”.

Argentina obtuvo el primer trofeo en 1976 con “Los traidores”, de Grupo de Cine de la Base; en 1982, con “Últimos días de la víctima”, de Adolfo Aristarain, y en 1984, con “Asesinato en el Senado de la Nación”, de Juan José Jusid, y “Los chicos de la guerra”, de Bebe Kamin.

Los éxitos siguieron en 1985 con “El rigor del destino”, de Gerardo Vallejo; en 1986, con “Pobre mariposa”, de Raúl de la Torre; en 1990, con “Después de la tormenta”, de Tristán Bauer; en 1991, con “Las tumbas”, de Javier Torre; en 1999, con “Garaje Olimpo”, de Marco Bechis, y 2012 año, con “Infancia Clandestina”.

El poderío del cine argentino en el festival sólo está amenazado por Brasil, pero a distancia, con siete colones, el último de ellos conseguido en 2011 por “Eu receberia as piores notícias dos seus lindos labios”, dirigida por Beto Brant y Renato Ciasca, que a su vez tomó el relevo de “Hermano”, la venezolana que ganó el festival en 2010.

Brasil consiguió el Colón de Oro en 1978 con “Chuvas de verao”, de Carlos Dieguesen; en 1987, con “Bésame mucho”, de Francisco Ramalho; en 1997, con “Como nacen los ángeles”, de Murillo Salles; en 1998, con “Traición”, de Arthur Fortes, Claudio Torres y José Enrique Fonseca; en 2002, con “Madame Satá”, de Karim Ainouz; en 2005, con “Cidade Baixa”, de Sergio Machado, y en 2011, con la citada ‘Eu receberia as piores notícias dos seus lindos labios’

Tras Argentina se sitúa en el palmarés, además de Brasil, Chile, país este último que en 2013 ganó el festival con “La Nana” y en 2008 con “La buena vida”.

El cine chileno ha ganado este festival en cinco ocasiones: en 1975, con “Ya no basta con rezar”, de Aldo Francia; en 1979, con “Julio comienza en julio”, de Silvio Caiozzi; en 1983, con “Ardiente paciencia”, de Antonio Skármeta; en 2000, con “Coronación”, de Silvio Caiozzi, y en 2009, con “La buena vida”, de Andrés Wood.

Los cineastas cubanos, por su parte, han ganado cuatro veces el Colón de Oro (“La última cena”, “Cantata de Chile”, “Adorables mentiras” y “Reina y Rey”); Los mismos que México tenía hasta hoy, con La viuda de Montiel (1980), de Miguel Littín; ‘El violín’, (2006) de Francisco Vargas; ‘Luz silenciosa’ (2007), de Carlos Reygadas y ‘Workers’ (2013), de José Luis Valle, cinta coproducida con Alemania.

El cine español ha ganado este festival tres veces (“Serenata a la luz de la luna”, “El beso del sueño” y “Como un relámpago”), como Portugal (“A culpa”, “Cerromaior” y “La mujer del prójimo”) y Uruguay, con “En la puta vida”, “El viaje hacia el mar” y “Whisky”.

No obstante, “Planta permanente” tiene parte de su capital procedente de Uruguay, con lo que el cine uruguayo tiene una parte del Colón de Oro de 2020.