MÉXICO capturado

0
46

Se despide una temporada de mexicanidad con la semana concluyente de ‘Luces y Sombras: Images of Mexico’ en el NCMA. 

Por Dalia Razo | [email protected]

El otoño pasado el North Carolina Museum of Art, o NCMA, inauguró el mismo día las muestras ‘Luces y Sombras: Images of Mexico’ y ‘Frida Kahlo, Diego Rivera and Mexican Modernism’. Naturalmente esta última arrasó con la atención del público al grado que la exposición de la paloma, el elefante y sus contemporáneos fue extendida más allá de la agenda original al 26 de enero. 

Desde su conclusión el museo continúa con su actualización de exhibiciones pero no sin dejarnos la exposición fotográfica  ‘Luces y Sombras: Images of México’ por un tiempo más. Una colección brindada por el Bank of America, a través de su programa ‘Art in our Communities’, la muestra presenta 45 imágenes de la historia moderna de México. 

El programa comunitario se compromete a darle al público la oportunidad de apreciar obras de arte y ayudar a generar ingresos para instituciones como NCMA. Esta documentación de la historia mexicana cubre un periodo de la era post-revolucionaria al presente. Gracias al trabajo de seis fotógrafos tanto mexicanos como extranjeros podemos vivir de primera mano la mexicanidad.

Un país con carácter, México una y otra vez se ha tenido que reinventar, modernizar o simplemente enfrentar a los cambios necesarios de una república constantemente en agonía. Fotógrafos que se encontraban activos a finales de la revolución mexicana capturan los resultados de una lucha por el poder y desigualdades entre la pobreza y riqueza. 

Los líderes de la república en ese momento buscaban reformar la economía, la educación, la sociedad y la tierra al igual que eliminar al país de influencia europea. Este nacionalismo exploraba la mexicanidad y motivaba una nueva reverencia por las raíces indígenas y la persona común. Los campesinos, indígenas y mestizos se volvieron el enfoque del país.   

El énfasis de fotógrafos mexicanos en gente común y la supervivencia de estas comunidades se continuaron capturando a través del siglo XX. La pobreza y marginación social en México sigue viva hoy en día tal cual como la muestran estas imágenes y el fotógrafo que ha seguido capturando esta triste realidad lo hace consciente de que estas comunidades desaparecen lentamente.

Se dice que México es el país más fotografiado del mundo, pues desde el siglo XIX atrae a fotógrafos de todo el mundo. Los extranjeros que exponen al país lo hacen a través de una perspectiva de fuera y los nacionales al igual que los extranjeros se siguen inspirando con sus paisajes, la vida urbana, el género y el simbolismo entre otros temas.    

Desde principios del siglo pasado, México ha sido parte de la imaginación cultural de Estados Unidos. Artistas, escritores, académicos y hasta espíritus libres se inspiran con los mexicanos y su cultura. Esta presencia extranjera detrás del lente demuestra la posibilidad y la necesidad de entender a un país con un legado cultural extraordinario y de profunda humanidad.  

Leave a Reply