La fiscal general incitó a las comunidades a denunciar cualquier caso que involucre la trata laboral o sexual en el estado.

Por Mayra Arteaga | [email protected]

Jacksonville, FL.- Destacando algunos de los principales casos que han sido descubiertos por las autoridades del estado, María Chapa López, fiscal  interina de Florida, hizo un llamado a la comunidad a denunciar cualquier sospecha de personas que estén siendo obligadas a trabajo forzado, incluyendo prostitución y turismo sexual.

El llamado de Chapa López fue hecho en el marco de la celebración del Mes Nacional  de Concientización y Prevención del Tráfico Humano.

De acuerdo a la presentación de la fiscal, este crimen afecta a todas las comunidades y no discrimina en sexo, origen o edad. En el caso de la comunidad latina, las autoridades de Florida destacaron que tanto mujeres como hombres y niños han sido rescatados de las garras de delincuentes que encuentran en la Trata Humana, un modo para hacer dinero.

Así, en 2017, por ejemplo, la Oficina del Fiscal General de los Estados Unidos en Florida, en coordinación con diferentes agencias federales y estatales, lograron capturar y presentar cargos contra delincuentes dedicados al comercio sexual y el turismo sexual en la Florida.

“Investigar y perseguir a quienes cometen este tipo e crimen es una prioridad de nuestro distrito”, dijo la fiscal en una conferencia de prensa, agregando que “para seguir  atacando este problema debemos  continuar colaborando con nuestras fuerzas del orden para llevar justicia y asistencia a los sobrevivientes del tráfico de humanos”.

Casos de latinos

Durante la conferencia de prensa, las autoridades destacaron el caso de una menor de 14 años de edad que había escapado de su hogar y cayó en las garras de Rowy Vásquez, de 27 años, quien le proveyó un celular para que pudiera publicitar servicios de prostitución en internet y mantener comunicación con posibles clientes.

Vásquez era el encargado de fijar el precio por cada encuentro sexual de la menor y se quedaba con todo el dinero.

El hombre fue capturado y llevado ante la justicia, donde fue sentenciado a 30 años en una cárcel federal.

 

“En 2017, la Oficina del Alguacil de Jacksonville (JSO) rescató a 66 víctimas de trata de personas, seis de ellos eran niños. Se realizaron 54 arrestos relacionados a este crímen y se colaboró con la investigación de ocho acusasiones federales”.   MiKe Williams, alguacil de Jacksonville.

En otro caso, cuatro personas, entre ellas los hispanos Xavier Villanueva, de 28 años, y José Carmona, de 24,  fueron capturados por las autoridades en Orlando, luego que acordaran ‘reclutar’ a una menor de 14 años para comercializarla en actos sexuales.

Durante un periodo de nueve días, indicaron las autoridades, la niña fue drogada, intimidada, restringida físicamente y obligada a sostener relaciones con clientes que conseguían vía internet.

Finalmente la menor logró escapar de la casa en la que la mantenía cautiva e informar a las autoridades. Como resultado Villanueva, Cardona, Ashley Barnett y Keith Romby fueron arrestados y condenados bajo cargo de tráfico de menores para comercio sexual y recibieron sentencia de entre 19  y 8 años de prisión.

Caso en Jacksonville

El alcance de este crimen es más alto de lo que se imaginan, destacó la fiscal, y podría pasar tan cerca como en un complejo de apartamentos o casas móviles.

En Jacksonville, Michael Gallon, de 52 años, Kavin Carter, de 42, realizaban fiestas VIP en sus residencias  y ofrecían a menores de edad y mujeres adultas la oportunidad de trabajar como “modelos” en estos eventos, en los que los “invitados” pagaban para tener relaciones sexuales con ellas.  Las mujeres recibían una pequeña porción de la paga, mientras que Gallon y Carter se quedaban con la mayor parte del dinero.

De acuerdo al informe de las autoridades, Thomas Carr, de 50, era uno de los clientes recurrentes, a quien Gallon llamaba cada vez que tenía ‘chicas disponibles’ para que Carr eligiera a las que quisiera llevarse a su casa.

Gallon se declaró culpable del delito de traficar menores y distribuir pornografía infantil. Fue sentenciado a 33 años y 9 meses en una prisión federal. Carter, por su parte, fue sentenciado a 16 años de cárcel bajo cargo de tráfico sexual. 

Thomas Carr fue encontrado culpable por cargo de usar a menores para mantener actividad sexual explicita con el fin de producir pornografía infantil. La sentencia para este individuo será dictada en 23 de enero, en la corte federal en Jacksonville.

Las autoridades de Florida expusieron al menos nueve casos ocurridos en el estado en 2017, aunque no especificaron el total de casos registrados en el estado.

Leave a Reply