Merkel define EEUU como “principal aliado”, pero rehuye “un mundo en bloques”

0
12
511192

ALEMANIA EEUU

Berlín, 5 may (EFE).- La canciller alemana, Angela Merkel, insistió hoy en que Estados Unidos “es y seguirá siendo el principal aliado” para Europa, aunque advirtió de que el interés común es “no dividir el mundo en bloques”, sino avanzar en el multilateralismo.

“Estamos interesados en integrar a China en los organismos del multilateralismo”, afirmó la líder alemana durante un congreso virtual del grupo conservador en el Bundestag (Parlamento federal) centrado en las relaciones transatlánticas.

Defendió a ese respecto la importancia del acuerdo de inversiones entre China y la UE -pendiente de ratificación de Bruselas- como “instrumento necesario para lograr la reciprocidad en el acceso a ese mercado”.

“Las relaciones internacionales son siempre una combinación entre valores compartidos e intereses políticos”, prosiguió Merkel. Incidió a continuación en los “déficit” de China en materia de derechos humanos, algo que, recordó, abordó en las recientes consultas bilaterales con el primer ministro, Li Keqiang.

Estas cuestiones, como el “agresivo comportamiento de Rusia”, dijo, complican las relaciones con estos países. Pero, añadió, ni por parte europea ni por parte de EEUU se puede desear “un mundo dividido en bloques”.

La cooperación con China es necesaria tanto en lo que compete a las relaciones comerciales como ante desafíos globales como la protección del clima, afirmó. Valoró positivamente la “disposición” china a comprometerse en la lucha contra la crisis climática, tras destacar ahí el cambio de rumbo también en ese ámbito derivado de la llegada a la Casa Blanca de Joe Biden.

“El presidente Biden ya ha dejado claro su compromiso con la OTAN y con Europa”, afirmó, para referirse a continuación a la “etapa algo más complicada” anterior, en alusión a su antecesor, Donald Trump.

“Se espera también lealtad por parte nuestra, como socios”, admitió, para reiterar luego el compromiso de Alemania de aumentar progresivamente el gasto militar, cuestión que han venido reclamándole a Berlín sucesivos presidentes estadounidenses, desde Barack Obama hasta Trump, con la diferencia de que en el caso de este último el tono se tornó hostil.

Merkel mostró ahí su satisfacción por el hecho de que Biden diera marcha atrás en el plan anunciado por Trump de reducir drásticamente el contingente de soldados estacionados en sus bases en Alemania.

511192511192