Por Sergio Apaez | Maquillista / Diseñador de Imagen

[email protected]  (980) 277-2029

Si notas que tu piel está tirante, con mal color, sin luminosidad y presenta visibles arruguitas y pliegues, no dudes que está pidiendo ayuda ¡a gritos! Un hecho bastante normal si habitas en una gran ciudad.

Igual que el organismo necesita vaciarse de ‘basura’ para sanearse y sentirse bien, el mundo de la cosmética se ha adentrado en el terreno de los ingredientes purificantes y los ha convertido en productos que ayudan a liberar la piel de las toxinas. Sin embargo no todas las pieles responden de igual manera a idénticas agresiones. La atracción fatal a los agresores depende de la capacidad de absorción de la piel y de las condiciones externas: temperatura, índice de humedad, etc…

Es un hecho que la contaminación deshidrata y ensucia la piel, en definitiva “la apaga”. La mejor forma de evitarlo es aplicando en el rostro tratamientos que actúen con una mascarilla protectora.

Piel con respiración asistida

Lo imprescindible es proteger el cutis con tratamientos que frenen la acción de los agentes contaminantes y de los rayos ultravioleta, dos enemigos que unidos actúan como aceleradores del envejecimiento celular.

Pero además de la limpieza externa, también hay que eliminar los residuos acumulados en el interior de las células. Y como este proceso de reparación, que el organismo realiza de forma natural por la noche, se ve dificultado si la piel está alterada y tiene depositadas un exceso de toxinas, los tratamientos desintoxicantes de acción nocturna son los que contribuyen a que la piel se repare con inmediatez, porque está demostrado que la renovación celular es mayor si la detoxificación tiene lugar por la noche, antes de irse a la dormir.

Las mascarillas detox detox desarrollan acciones como: desintoxicar depurando tejido. Oxigenar a nivel celular. Revitalizar  y Regenerar. Reforzar el manto hidrolipídico. Iluminar e hidratar en profundidad.

Son varios los estudios científicos que ya han constatado los efectos negativos de la contaminación en el índice de hidratación y en la descamación excesiva; así como en la pérdida de flexibilidad y luminosidad de la piel. Por este motivo la nueva cosmética detoxificante gana cada día más adeptas; y hoy en día es posible encontrar una gran surtido de tratamientos capaces de cubrir todo tipo de necesidades.

L’Oréal París acaba de sacar un nuevo producto que se llama Pure Clay que son 3 mascarillas detox diferentes con base de arcilla, las cuales funcionan de distintas maneras:

Base de eucalipto:

Purifica y absorbe el exceso de sebo que se concentra en la cara a lo largo del día, además de que elimina las imperfecciones que pudieras llegar a tener.

Base de carbón:

Esta mascarilla ayuda a iluminar la piel. Es perfecta si sueles desvelarte constantemente ya que revitaliza tu piel.

Base de alga roja:

Exfolia y minimiza los poros. Es súper buena si tienes piel con textura irregular o si te interesa cerrar los poros abiertos.

¿Cuántas veces debería de aplicar la mascarilla?

Si realmente quieres ver cambios en tu rostro, lo que tienes que hacer es mínimo aplicar 3 veces por semana una mascarilla detox. Así siempre tendrás una piel hermosa y radiante.

Cómo se aplica?

Es súper sencillo! consta en un método de 3 pasos muy fáciles.

Pones la mascarilla en la cara. Trata de siempre ir de acuerdo con el músculo (si el músculo va hacia arriba, aplica en esa dirección).

Espera 10 minutos antes de limpiar.

Limpia muy bien con agua tibia.

Leave a Reply