No más 287g en Mecklenburg y Wake

0
89

Por Mayra Arteaga/ Walter Gómez

•Los alguaciles de ambos condados cumplieron su promesa de campaña al finalizar, en su primer día de mandato, el programa de cooperación con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

Charlotte, NC.- “No más 287g”, dijo en español Garry McFadden a HOLA NEWS, luego de firmar el documento en el que informaba a ICE que daba por finalizado el programa con el que colaboraba para detener y reportar a los indocumentados que caían en la cárcel del condado.

Así fue el fin del programa 287g en Mecklenburg la tarde del pasado 5 de diciembre, cuando McFadden estampó su firma en el documento en la misma panadería donde prometió acabar con el 287g durante su campaña.

Manolo’s Place Bakery fue el escenario donde terminó con este programa que en sus 12 años de operación sirvió para deportar a más de 15.000 indocumentados en el condado Mecklenburg.

“Al firmar este documento sé que estamos dando un paso en la dirección correcta”, dijo el alguacil, agregando que “ahora necesito la ayuda de todos ustedes para dejar saber a Charlotte y a toda la nación que estamos haciendo lo correcto y que no necesitamos de este programa para estar seguros”.

Celebrando el fin

Luis Zarco fue uno de los inmigrantes afectados por este programa y tuvo que enfrentar un proceso de deportación tras ser detenido por conducir sin licencia. El esposo y padre de origen mexicano, recordó junto a HOLA NEWS la difícil experiencia vivida en 2011, cuando fue detenido por un agente de CMPD y al no poder presentar una licencia de conducir le pidieron que “llamara a alguien para que fuera a recoger el carro porque me iban a llevar preso”, dijo.

Fue así como su esposa, Marisela Prieto Ramón, junto a sus dos hijas, llegó al lugar donde los detuvieron. “Fue muy duro ver cómo mi hija mayor, entonces de 6 años, lloraba y le pedía a los Policías que no me arrestaran”, dijo con voz entrecortada el inmigrante.

Luego de una intensa campaña a su favor y a la formación de la agrupación Familias Unidas, compuesta por familias directamente afectadas por este programa, Luis Zarco logró defender su caso y conseguir la residencia.

“Viendo todo lo que sufrimos, no solo mi familia sino muchas otras, me llena de alegría saber que aquí en Charlotte, donde comenzó el 287g, ahora un nuevo sheriff le está poniendo fin a esta pesadilla”, enfatizó Zarco.

Rausel Arista, miembro del grupo Familias Unidas celebró también este triunfo, resultado de una lucha que se ha hecho por años.

“Estamos muy satisfechos con que se haya logrado por fin acabar con este programa que por años separó a muchas familias en el condado y que hizo que nuestra comunidad se apartara de las autoridades y dejara de denunciar crímenes por temor a ser detenidos”, dijo Arista.

Para Stefanía Arteaga, de Comunidad Colectiva, la promesa cumplida de McFadden significa un logro, mas no el fin de la defensa de la comunidad inmigrante.

El alguacil Gerald Baker, pulgar en alto, al anunciar el final del acuerdo del programa 287g/ Foto por Walter Gómez.

Promesa cumplida

“Desde el inicio de la campaña me hice eco de las preocupaciones de la comunidad hispana sobre el programa 287g. Ahora, el programa ya no está más en el condado Wake. Es tiempo de mirar hacia adelante y construir una sola comunidad”, dijo el alguacil  Gerald Baker, tras anunciar el final del acuerdo de cooperación con ICE el viernes 7 de diciembre.

Según el memorándum enviado y firmado por el alguacil Gerald Baker al director de operaciones de ICE, Sean Gallagher, la terminación del acuerdo referido como 287g entra en efecto de “manera inmediata al recibir el aviso”.

“Hoy, en adelante no se procesará a nadie más bajo este programa del ICE”, señaló Paul Gessner, consejero legal de la oficina del alguacil Baker.

Los asesores legales también aclararon que lamentablemente 90 inmigrantes que están siendo procesados por el programa 287g no se detendrán sus casos y además se seguirá cumpliendo con algunas órdenes de detención como por ejemplo la de aquellos inmigrantes indocumentados detenidos por cometer delitos graves y o que conducen bajo estado de ebriedad.

“Bajo el estatuto de la Asamblea General debemos notificar cuando tomamos las huellas dactilares a una persona que no es ciudadana, pero solo bajo esas circunstancias”, afirmó, Rick Brown, abogado del alguacil.

Brown macó como “una gran diferencia” aquellas personas que son detenidas, por ejemplo, por no contar con una licencia de conducir. “En ese caso ya no serán entregados a Inmigración”.

Para María Jiménez, del Comité de Acción Popular, hay un sentimiento de felicidad y a la vez que expectativa por “las familias que seguirán siendo procesadas”. “Nos ponemos a la orden del nuevo alguacil en sus intenciones de crear nuevos puentes de confianza y romper esas barreras que tenían a las minorías marginalizadas”.

Desde 2008, el programa 287(g) se utilizó como herramienta para la deportación de más de 10.000 inmigrantes indocumentados en el condado Wake.

No más órdenes de detención de ICE

A través de un comunicado de prensa con fecha viernes 7 de diciembre, el nuevo alguacil de la ciudad de Durham, Clarence F. Birkhead anunció que dio por finalizada la práctica de honrar las órdenes de detención del Servicio de Inmigración.

Si bien el condado de Durham no participaba en el acuerdo del programa 287g  el  exalguacil Mike Andrews honraba las órdenes solicitadas por ICE de detener a un inmigrante por 48 horas adicionales después de su fecha de liberación para que los agentes federales tuvieran tiempo de ponerlos bajo custodia.

La acción del alguacil Birkhead entró en vigencia de forma inmediata.

SHARE

Leave a Reply