HomeFarandulaMarylu Ramos de Oplaai ve al regional mexicano como el futuro de...

Marylu Ramos de Oplaai ve al regional mexicano como el futuro de la música

Date:

Historias Relacionadas

DeGrom hace historia, Arenado frustra a los Yanquis y los Dodgers arrollan a los Padres

Chicago (EE.UU.), 7 ago (EFE).- Jacob DeGrom, lanzador de...

Kasatkina se proclama campeona en San José

Chicago (EE.UU.), 7 ago (EFE).- La rusa Daria Kasatkina,...

El neozelandés Scott Dixon gana una carrera llena de accidentes en Nashville

Redacción deportes (EE.UU.), 7 ago (EFE).- El neozelandés Scott...

El australiano Nick Kyrgios se corona en Washington por segunda vez

Washington, 7 ago (EFE).- El australiano Nick Kyrgios conquistó...

Ciudad de México, 13 jul (EFE).- La posibilidad de que el género regional mexicano se posicione como internacional, al nivel del urbano, es real, según considera este miércoles Marylu Ramos, fundadora de la distribuidora musical global Oplaai y uno de los oídos más acertados de la música mexicana.

“Hemos ido creciendo y evolucionando, ahora existen tantas formas de exponer la música y hay tantos artistas de otros géneros que quieren grabar con artistas de regional, antes eso no existía”, cuenta Ramos en entrevista con Efe.

“Ahí va, es paso a paso, hay que hacerle llegar a la gente que esa música existe”, añade.

Hija de padres mexicanos de Michoacán y criada en Los Ángeles, Ramos dejó de escuchar música en inglés después de pasar unas vacaciones en México, donde conoció por primera vez el estilo musical de la quebradita, cuyo peculiar baile lo caracteriza.

“Estaba en la primaria, creo que era sexto grado y regresé (a Estados Unidos) y hablé con la directora y le dije: nuestro baile folklórico no debe de ser así, debe ser quebradita, es lo que está funcionando. No sé qué hice pero logramos que el baile fuera quebradita”, cuenta Marylu.

Con esa determinación, Ramos ha creído fielmente en dicho género musical.

De pequeña, Marylu elegía sus temas favoritos de cada disco que tenía y “después las terminaba escuchando en radio. En ese momento no me daba cuenta de que estaba escogiendo los sencillos y que tenia oído para escogerlos”, recuerda.

A los 16 años supo que lo que hacía era el trabajo de un programador musical de radio, pues por azares del destino comenzó a trabajar como ayudante de un programador que poco o nada sabía de la música regional.

“Tres años más tarde me hice programadora de radio en San Diego (…) de ahí me fui a Chicago y a los 21 años estaba programando el segundo mercado de regional mexicano más importante en todo Estados Unidos. Era la programadora mujer más joven en la historia de la radio”, recuerda con orgullo.

Después de varios años más y tras superar actos de machismo, Marylu encontró que la radio comenzaba a volverse un poco obsoleta frente al universo digital y junto a Víctor Zambrano fundó Oplaai.

LA INVISIBLE IMPORTANCIA DE LA DISTRIBUICIÓN

“La distribución es la base, lo primero es que el artista grabe y de ahí hacerla llegar al distribuidor para que lo podamos llevar a todas las plataformas mundialmente. Sin un distribuidor tu música no es escuchada”, dice Ramos.

Entre su selecta lista de artistas curada por su equipo están artistas como Carin León, Josi Cuen, Chuy Lizárraga, Edición Especial, Marián Oviedo, Erika Vidrio, entre otros.

La empresaria musical confiesa que son estrictos en la selección de artistas que buscan difundir y dice orgullosa que, hasta ahora, no han dejado ir a ningún talento del que pudieran arrepentirse, aunque reconoce que no todos los artistas son fáciles de impulsar.

“La música es así, no hay una varita mágica, no existe un formato, todos funcionan diferente y al final del día es la canción que te hará el éxito o que nadie te escuche”, resalta.

UNA DEUDA CON LAS MUJERES

Pero su afilado oído la llevó a confiar en grandes artistas cuando nadie más les tendía una oportunidad, como Jenni Rivera antes de que fuera nombrada “La Diva de la Banda”.

“Cuando ella andaba picando piedra y buscando la oportunidad, iba cada dos semanas a la radio a buscar una cita con mi jefe para que la programaran y él decía: ‘a las mujeres no las tocábamos porque se embarazaban o se casaban y dejaban la carrera a la mitad'”, relata.

Después de tanta insistencia por parte de Ramos, Jenni logró un espacio en la radio estadounidense.

Pero ahora, a cierta distancia de ese episodio, lamenta que aún cuando los monopolios musicales se han diversificado la gente sigue rechazando el talento femenino.

“En cuestión de artistas mexicanas todavía no llega la que marque el referente de que todo el mundo la escuche y creo que está por ahí. Hay muchas mujeres talentosas, yo tengo unas cinco mujeres, es seguir sembrando, hay árboles que tardan años en crecer”, espera Ramos.

Subscribe

- Never miss a story with notifications

- Gain full access to our premium content

- Browse free from up to 5 devices at once

Latest stories