Marruecos plantará 50.000 árboles de argán de aquí a 2030

0
4
517494

MARRUECOS CULTIVOS

Rabat, 10 may (EFE).- Marruecos plantará 50.000 árboles de argán (de cuyas almendras se extrae el valioso aceite del mismo nombre) en los próximos nueve años, que ocuparán una superficie total de 400.000 hectáreas, dijo hoy el ministro de Agricultura, Aziz Ajanuch.

El titular marroquí dio esas cifras durante una ceremonia organizada en la ciudad meridional de Agadir con motivo de la primera celebración del Día Internacional del Árbol de Argán, una iniciativa de Marruecos y la ONU.

Recordó que su ministerio inauguró en 2018 un programa financiado por el Fondo Verde del Clima con un coste total de 49 millones de dólares para plantar 10.000 hectáreas de argán, en beneficio de 26.000 agricultores.

Ajanuch señaló que la demanda comercial de productos de argán ha experimentado un aumento tangible en los últimos años, y señaló que las exportaciones marroquíes de aceite de argán, para su uso cosmético y culinario, se triplicaron entre 2010 y 2020.

Señaló que durante ese período se crearon más de 500 cooperativas que trabajan en actividades económicas relacionadas con el argán y que dan trabajo a 10.000 mujeres, lo que multiplica por 10 las cifras de 2004.

Ajanuch recordó también que su departamento ha instalado 22 viveros para la producción de plantaciones de argán frente a los 2 que había en 2015, y que se han creado 450 pequeñas y medianas empresas de explotación e importación de productos derivados de este árbol, una especie endémica del sur de Marruecos.

Asimismo, el titular de Agricultura anunció la creación este año del Centro Nacional de Argán, que será una incubadora de iniciativas públicas y privadas, y una plataforma para el desarrollo de la investigación y documentación relacionadas con esta especie, que crece principalmente en suelos áridos.

El Día Internacional del Árbol del Argán es fruto de la adopción por parte de la ONU de una propuesta de resolución presentada por Marruecos el pasado 3 de marzo de 2021, con la que el país magrebí se ganó el apoyo de la comunidad internacional para proteger este patrimonio natural y desarrollar su hábitat.