Culiacán.- En su primera semana en Culiacán, donde dirige a los Dorados de Sinaloa del Ascenso del fútbol mexicano, Diego Armando Maradona ha recibido trato de estrella de rock.

Hospedado en el hotel Lucerna, el mejor de la ciudad, al argentino lo espera siempre una camioneta blindada y lo cuida un equipo de seguridad a su disposición durante 24 horas.

A mitad de esta semana, Maradona visitó Guatemala, desde donde tramitó su permiso para trabajar en México y lo hizo en el avión privado propiedad del dueño de los Dorados, Jorge Alberto Hank.

“Acabo de aterrizar en mi nueva casa, Sinaloa, de regreso de un viaje de trabajo a Guatemala. Estamos laborando desde las 7 de la mañana con mi abogado Matías Morla. Mañana volvemos a los entrenamientos para definir el equipo de este lunes; estoy muy contento en este hermoso club”, dijo Maradona en redes sociales.

Este lunes, el equipo de Culiacán recibió a los Cafetaleros de Tapachula, últimos de la clasificación, en el debut de Maradona, que se esperaba sea en un estadio lleno.

Salvar al ‘Gran Pez’

Después de ocho apariciones, los Dorados suman tres empates, tres derrotas, solo dos goles anotados y siete recibidos, lo cual tiene al equipo en el antepenúltimo lugar de la tabla de posiciones.

En un golpe maestro de mercadotecnia, la directiva del cuadro de Sinaloa contrató a Maradona y de momento ha logrado que el equipo haya tenido más seguimiento de los medios que muchos de primera división en México y hasta en Europa.

Acompañar el éxito publicitario con resultados deportivos será el reto del que como futbolista fue el “pibe de oro”, un genio considerado entre los tres jugadores más grandes de la historia, pero que como entrenador no ha mostrado la misma lucidez.

Maradona llevó a Argentina a los cuartos de final en el Mundial de Sudáfrica 2010, pero en esa fase sufrió una goleada de 4-0 por parte de Alemania. Además de eso, tuvo un par de actuaciones en los Emiratos Árabes y otras dos en su país, con el Mandiyú y el Racing de Avellaneda.

Los Dorados son uno de los cuadros más emblemáticos del Ascenso, con ocho finales de las que ganó cuatro, y en los últimos años apareció en las noticias por fichar a jugadores de clase mundial como el centrocampista español Pep Guardiola, quien se retiró en Culiacán, el delantero uruguayo Sebastián Abreu y el mexicano Cuauhtémoc Blanco.

Según lo adelantado por Diego, la filosofía de juego de los Dorados bajo su mando tendrá como base mantener la pelota y buscar goles con una propuesta ofensiva que no descuide la defensa, pero que sea reconocida más por el ataque.

Leave a Reply