Maduro acusa a sectores del poder de EE.UU. de intentar “reventar el diálogo”

0
5
656638

VENEZUELA DIÁLOGO

Caracas, 8 sep (EFE).- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, acusó este miércoles a sectores del poder de Estados Unidos (EE.UU.) y al presidente de Colombia, Iván Duque, de generar reacciones para “reventar el diálogo” entre el Gobierno venezolano y la oposición del país.

“Hay una reacción de un sector del guaidocismo que quiere reventar el dialogo. Hay una reacción de Colombia, la oligarquía narcotraficante y de Iván Duque para reventar el diálogo y hay una reacción de sectores del poder de Estados Unidos para reventar el diálogo”, dijo Nicolás Maduro durante un acto de sectores productivos transmitido por el canal del Estado VTV.

“Observo que ante los logros del diálogo en México y la firma de estos dos acuerdos, poderosos acuerdos del lunes pasado, veo que ha habido una reacción, lo veo en las redes sociales de la propia ultraderecha”, especificó el mandatario venezolano.

Maduró aseguró que no es la primera vez “que lo han hecho”, por lo que -explicó- dijo a Jorge Rodríguez, jefe de la delegación del Gobierno en México, “que transmita las alertas, las preocupaciones” y, en privado, datos concretos sobre el origen de las amenazas que denuncia, sobre las intenciones de “reventar el diálogo”.

El presidente venezolano señaló, además, que algunos chavistas critican que su Gobierno haya decidido sentarse con el equipo que representa al líder opositor Juan Guaidó en México para conversar, a lo que les respondió que lo hace “por la paz” y a través del diálogo que tildó como “el único camino”.

Este martes, Maduro acusó al presidente colombiano, Iván Duque, de haber ordenado el “allanamiento y asalto” de la empresa Monómeros, filial de la compañía pública venezolana Pequiven, para que “crear una provocación” que terminara rompiendo el diálogo con la oposición.

Los dos primeros acuerdos del nuevo diálogo emprendido entre el Gobierno y la oposición venezolana se concretaron en México este lunes, 6 de septiembre, en la segunda jornada de encuentros en la que ambas delegaciones ratificaron la defensa de la soberanía de Venezuela sobre la Guayana Esequiba y la “protección económica y social de los venezolanos”.