Madre en California alerta por muerte de hija tras cirugía estética en México

0
7
505095

SUCESOS

Los Ángeles, 29 abr (EFE News).- La madre de una residente del condado de Los Ángeles que murió mientras se realizaba una cirugía cosmética en Tijuana, México, está dando a conocer la tragedia para que la gente conozca los peligros de las cirugía plástica a bajo precio fuera de Estados Unidos.

Yolanda Weaver habló con medios locales para dar a conocer la historia de su hija Keuana Weaver, quien murió el 29 de enero pasado en medio de una cirugía plástica en una clínica estética de Tijuana.

Keuana, de 38 años, viajó con una amiga a la ciudad fronteriza, que popularizó sus servicios médicos para los estadounidenses por sus bajos costos.

Ambas mujeres se sometieron a procedimientos quirúrgicos estéticos. Según contó Weaver a la televisora ABC7, su hija murió en la sala de cirugía mientras la amiga logró sobrevivir tras pasar dos semanas hospitalizada.

“No lo hagas porque no vale la pena”, dijo Weaver dirigiéndose al público.

La madre estadounidense asegura que el médico que realizó el procedimiento a su hija no es un cirujano plástico con licencia.

Según una investigación hecha por el periódico San Diego Union-Tribune, una tercera mujer también se enfermó gravemente ese día después de una cirugía plástica en la misma clínica. Esta tercera víctima ahora sufre de insuficiencia renal, según el rotativo.

Weaver añade que la clínica nunca certificó el fallecimiento de Keuana ni informó del deceso al consulado de Estados Unidos en la ciudad mexicana. “Simplemente descartaron a mi hija como si fuera un pedazo de basura”, declaró.

La madre dijo que la autopsia determinó que Keuana murió de un ataque cardiaco y problemas de coagulación de la sangre.

“Todo lo que puedo decir es que voy a seguir luchando. Tengo que ser su voz y quiero que se escuche su voz”, resaltó Weaver.

En 2017, Irma Sánchez, también residente de Los Ángeles, murió dos semanas después de realizarse una liposucción en Tijuana. La hispana quedó en coma tras el procedimiento y fue trasladada en ambulancia a Estados Unidos, donde falleció el 11 de noviembre de ese año.

El incidente generó un escrutinio sobre el médico que realizó la cirugía, quien supuestamente no tenía formación como cirujano plástico, y los líderes de la comunidad médica de Tijuana cuestionaron sus calificaciones.