“Made in Mexico”, los “fresas” muestran su vida y tratan de desmentir tópicos

0
82

David Villafranca

Los Ángeles, 27 sep.- Los “fresas” (pijos, coloquialmente, en México) también lloran. Y se ríen, se enfadan, bailan, festejan y se desesperan. El día a día de la alta sociedad mexicana es la base de “Made in Mexico”, el nuevo programa de telerrealidad de Netflix que se estrena mañana.

Restaurantes de lujo y ranchos fabulosos sirven de escenario para este “reality-show” en el que la élite de la Ciudad de México muestra su acomodada vida y también trata de desmentir los tópicos sobre su posición privilegiada en un país conocido tristemente por su grave desigualdad económica.

“Todo lo que pasó es real, todo lo que decimos lo sentimos. Si alguien está llorando es porque lo siente, si alguien se enoja es porque lo siente. Y eso es lo que hace a ‘Made in Mexico’ diferente”, opinó en una entrevista con Efe en Los Ángeles Columba “Colu” Díaz, una de las nueve protagonistas de este nuevo programa.

Otra de las estrellas de “Made in Mexico”, Kitzia Mitre, subrayó que “el factor humano fue durísimo”: “No tuvimos temas que fueran tabú, intocables. No teníamos límites, sino al revés: creo que nos abrimos de cosas que estábamos evitando en nuestras vidas personales”, añadió.

Junto a Roby Checa, también presente en la conversación con Efe, ambas matizaron que, aunque “Made in Mexico” muestre la vida sin preocupaciones económicas de los ricos mexicanos, se centra en otro tipo de asuntos.

“No creo que el show se enfoque a la élite sino a las emociones, los momentos, los sentimientos y la vulnerabilidad humana”, expresó Díaz.

Por su parte, Mitre negó que sean “mantenidos de sus papás” y recalcó que todos se esfuerzan y son “trabajadores”.

“Sí venimos de un lugar privilegiado, pero no somos unos ‘júnior’ mantenidos”, afirmó.

Ante una serie que trata los estereotipos e imagen pública de la alta sociedad, la pregunta parecía obligada: ¿se consideran “fresas” los protagonistas de “Made in Mexico”?

“Yo sí, un poco”, admitió Mitre, mientras que Checa rechazó un adjetivo que suele tener connotaciones negativas.

“Yo te considero ‘fresísima’. Eres el más ‘papi rey’ que existe”, le contestó, entre risas, Díaz.

Ella también reflexionó sobre el hecho de verse acompañada por un equipo de televisión en todo momento durante el rodaje de “Made in Mexico”.

“Como que se te olvida que están las cámaras rapidísimo (…). Te dejas ir por las emociones del momento y en serio dejas de pensar que hay cámaras”, apuntó.

“Ahí lo difícil no es cuando estás grabando sino cuando acabas de grabar, que en tu cabeza dices: ‘Acabo de decir esto, acabo de meter la pata…’. Ahí es un poquito el tema emocional de ‘me abrí de más”, indicó Checa.

Asimismo, Mitre mencionó que fue una experiencia tan “catártica” como “desgastante”.

“Todos tenemos en nuestra vida cosas que pones en un cajón y les das carpetazo. Y aquí fue: ‘Ahora lo sacas y lo vives”, explicó.

Con un reparto formado, en su totalidad y llamativamente, por personas blancas, los protagonistas de “Made in Mexico” abordaron su privilegiada posición en comparación con los millones de compatriotas mexicanos que viven en la miseria.

“Es una realidad que vivimos en el país y estamos muy conscientes de ella”, indicó Díaz, mientras que Mitre subrayó que los tres participan “muchísimo en proyectos asistencialistas” por medio, por ejemplo, de fundaciones.

“Siento que somos personas que no estamos desconectadas (de la realidad)”, añadió Mitre antes de sostener que son personas que aportan “su granito de arena” para que “ese ‘gap’ (brecha) se vaya minimizando”. EFEUSA

SHARE

Leave a Reply