Macron recuperará en octubre la reforma de pensiones y del desempleo

0
7
591955

FRANCIA MACRON

París, 12 jul (EFE).- El presidente francés, Emmanuel Macron, anunció este lunes su determinación de retomar las polémicas reformas estructurales que había fijado como esenciales en su mandato, como la de pensiones y del subsidio de desempleo, estancadas en parte por la crisis sanitaria.

“En cuanto las condiciones sanitarias lo permitan, tenemos que lanzar la reforma de las pensiones. Los regímenes especiales serán suprimidos. Como vivimos más tiempo, habrá que jubilarse más tarde”, aseguró el jefe del Estado en un discurso a la nación centrado en nuevas medidas para frenar la expansión del coronvirus.

Pero la recuperación económica ocupó también buena parte de la intervención del presidente, que aspira a dejar atrás el tema que ha eclipsado el resto de reformas del país, especialmente en vista de que se encuentra ya en la recta final de su mandato, a diez meses de la próxima elección presidencial.

Además, dijo que “la reforma del desempleo será plenamente instaurada a partir del 1 de octubre con una voluntad sencilla: en Francia uno debe ser capaz de ganarse mejor la vida trabajando que quedándose en casa, algo que actualmente no ocurre”, declaró.

Algunos puntos de esta reforma habían sido suspendidos por el Consejo de Estado a finales de junio al considerar que la incertidumbre por la situación económica no permitía aplicarla a partir del 1 de julio, cuando entraron parcialmente en vigor, ciertas disposiciones.

Entre ellas las relativas a la modificación de indemnizaciones en trabajadores que hayan alternado períodos de inactividad con contratos cortos de trabajo, pero Macron se mostró dispuesto a reactivar esta cláusula en otoño.

El presidente dijo también que tras la destrucción de 300.000 empleos en 2020, desde enero de 2021 se han creado más de 180.000 puestos de trabajo, y las previsiones el Gobierno apunta que la economía del país crecerá este año un 6 %.

Para impedir que una cuarta ola del virus vuelva a paralizar el país, Macron anunció hoy medidas que buscan empujar a los ciudadanos a vacunarse.

Los sanitarios deberán estar vacunados por obligación antes del 15 de septiembre y el pasaporte sanitario se requerirá a todos los ciudadanos para poder entrar en teatros y cines, a partir del 21 de julio, pero en agosto será también necesario para entrar en cafés, restaurantes y centros comerciales.

Las medidas responden al crecimiento de la variante Delta, cuya presencia en Francia ha pasado de representar el 5 % de los casos a principios de junio al 40 % la semana pasada.