Macron quiere que los universitarios vuelvan a las aulas un día por semana

0
11
401553

CORONAVIRUS FRANCIA

París, 21 ene (EFE).- El presidente francés, Emmanuel Macron, mostró este jueves su respaldo a que los estudiantes universitarios puedan volver a las aulas de forma presencial un día por semana a partir del próximo semestre de este curso.

“Un estudiante debería tener los mismos derechos que un trabajador, que en caso de necesidad pueda ir al menos un día por semana a clase siempre y cuando no se supere el 20 por ciento de capacidad del aula”, señaló Macron durante una visita y una posterior charla con los estudiantes de la Universidad de París-Saclay.

El presidente francés manifestó esta postura el día después de que los estudiantes universitarios protestaran por las calles de Francia por su situación de aislamiento y precariedad al no poder asistir a clase desde el confinamiento anunciado en octubre para frenar la pandemia.

En la reunión, anunció que a partir del 1 de febrero “todos los estudiantes que lo necesiten” podrán acceder a un llamado “cheque psicológico” que les permitirá consultar con especialistas “sin avanzar los pagos”.

Macron también aprovechó la ocasión para anunciar que, a partir de finales de mes, todos los estudiantes tendrán derecho a comer por un euro en el restaurante de la universidad dos veces al día debido a que muchos de ellos han perdido los trabajos a tiempo parcial por los efectos de la crisis sanitaria y carecen de medios para mantenerse.

La medida llega después de que diferentes asociaciones y federaciones escolares denunciaran que algunos alumnos se han visto abocados a buscar la comida desechada de los supermercados o a acudir a comedores sociales.

Macron escuchó durante más de una hora las quejas y preocupaciones de estos jóvenes sobre su situación actual, que también está causando un fuerte aumento de los casos de problemas de salud mental debido a las restricciones.

La emisora Europe 1 se hizo eco del caso de una estudiante de 19 años de Estrasburgo que envió una carta al presidente contándole la angustia que está pasando con las clases a distancia y la soledad que supone apenas salir de casa, y Macron le contestó que “debía resistir”.

“El objetivo es un segundo semestre en el que aprendamos del primero. El segundo semestre continuará con el virus y muchas limitaciones porque el objetivo es poder empezar con normalidad el nuevo año escolar el próximo curso”, añadió el presidente.