Macron promete ayuda a Irak en energía y más apoyo militar contra el EI

0
14
257906

FRANCIA IRAK

Bagdad, Sep 2 (EFE).- El presidente francés, Emmanuel Macron, prometió este miércoles apoyo de su país para superar las carencias de suministro eléctrico de Irak, que busca la cooperación de Francia en el desarrollo de energía nuclear, y el fortalecimiento del respaldo militar para continuar la lucha contra el Estado Islámico (EI).

En su primera visita oficial a Irak, Macron aseguró que “Francia está dispuesta a comprometerse en el marco de la estrategia de diversificar y garantizar fuentes de energía sobre la agenda internacional”.

El presidente francés respondió en conferencia de prensa al primer ministro iraquí, Mustafa Al Kazemi, que se refirió a conversaciones con Francia “sobre un futuro proyecto de energía nuclear para producir electricidad y proyectos pacíficos bajo la supervisión de la Organización Internacional de la Energía y la Organización de Energía de Francia”.

El primer ministro destacó además las oportunidades de empleo que podría generar la colaboración en materia energética.

Irak sufre enormes problemas de suministro tras años de guerra, atentados terroristas, falta de inversión y corrupción que han mermado su capacidad de producir la energía que necesita hasta el punto de que algunas zonas no tienen garantizado el suministro regular a pesar de que el país produce más de 4 millones de barriles de crudo al día.

GUERRA CONTRA EL EI

Macron precisó que durante el encuentro con Kazemi hablaron también sobre “el fortalecimiento de la cooperación militar” para luchar contra el EI, una guerra en la que Francia, destacó el presidente galo, ha participado “desde el principio”.

“La cooperación entre nosotros es esencial y seguiremos comprometidos porque la batalla contra el EI continúa, pero tiene que ser dentro de un acuerdo y un protocolo que respete la soberanía iraquí”, dijo.

Francia forma parte de la coalición internacional contra el EI que lidera Estados Unidos, país que ha anunciado su intención de abandonar la nación árabe paulatinamente.

La coalición comenzó en marzo la entrega de hasta un total de ocho bases a las fuerzas iraquíes bajo el argumento de los avances en la lucha contra el EI, aún muy activo en el país, y el buen desempeño del Ejército local.

Antes del ecuentro con Kazemi, Macron se reunió con el presidente iraquí, Barham Shaleh, y advirtió de las “consecuencias de las interferencias foráneas” en el país.

“Los líderes iraquíes deben liderar una transición que proteja la soberanía del país y fortalezca la seguridad de Irak y de la región”, alertó.

Saleh dijo por su parte que “el fin del terrorismo requiere el apoyo de los amigos y de la comunidad internacional”.

“Queda mucho por delante”, agregó.

Antes de partir, Macron se refirió también a los franceses del Estado Islámico que están siendo juzgados en Irak, al menos 11 de ellos condenados a muerte, diciendo que juzgarles, “es un derecho legítimo de las autoridades iraquíes”.

“Las cosas están claras sobre los terroristas franceses y seguimos en la misma estrategia con respecto a nuestros ciudadanos que optaron por luchar en un camino que condujo a la muerte de muchos civiles, que es que las autoridades iraquíes tienen el legítimo derecho a juzgarlos”, añadió.

La llegada de Macron se produce dos semanas después de la visita de su ministra de Defensa, Florence Parly, que reiteró en Bagdad su compromiso con la capacitación de las fuerzas iraquíes y su apoyo como parte de la coalición internacional de la lucha contra el EI.

257906

Leave a Reply