Mantener la carrocería,  tapicería y el interior del coche en buen estado es una tarea que requiere mucho más de lo que te imaginas, pero con hacer un trabajo constante, se vuelve más bien una rutina diaria que luego ya ni la sientes.

En verano cuando el calor, la humedad y hasta los mosquitos en el ambiente se vuelven un enemigo público de la pintura exterior del coche, los cuidados que le proveas serán esenciales para que siempre luzca como nuevo.

Los viajes al exterior, ya sea a las montañas, el campo o la playa siempre se antojan por estos días y nada mejor que tomar nuestro auto y salir en busca de la aventura. Pero hay que tener en cuenta que los factores naturales, además de darnos momentos agradables, también nos pueden echar a perder la limpieza y nitidez que nos gusta pretender en nuestro coche.

Para que esto no ocurra, sigue estos cinco consejos para el cuidado de la carrocería en verano:

•Cuidado con el sol: Procura estacionarlo en zonas donde siempre dé la sombra. Si tienes posibilidad de mantenerlo resguardado en un garaje, no lo dudes y hazlo siempre que no vayas a conducir. Si no se puede, cubrirlo con una lona puede ser una buena opción.

•Lavado con frecuencia: sobre todo en zonas de costa donde la arena se puede acumular resultando un material muy abrasivo para la carrocería. Retira la arena primero con abundante agua antes de frotar la superficie, para evitar arañazos.

•El salitre presente en las zonas de costa puede ser muy corrosivo. Para cuidar la carrocería del coche, lávala con frecuencia para no dejar que la salinidad entre en acción. Un desengrasante puede ayudar a eliminar el salitre incrustado.

•Repara los golpes o arañazos lo antes posible. Las zonas dañadas son como heridas abiertas para tu coche que propician la corrosión de la carrocería.

Elimina los restos de mosquitos o de excrementos de pájaros rápidamente para que no se endurezcan. No olvides también limpiar con cuidado los cristales del coche.

Leave a Reply