Los talibanes silencian el 20 aniversario de la muerte del “León de Panjshir”

0
8
657422

AFGANISTÁN CONFLICTO

Kabul, 9 sep (EFE).- Hace veinte años, solo dos días antes de los ataques del 11 de septiembre en Estados Unidos, moría en un atentado suicida el icónico guerrillero afgano Ahmad Shah Massoud, conocido como el “León de Panjshir”, acabando así con la principal oposición al régimen de los talibanes, que hoy le volvieron a silenciar.

“Teníamos planeado conmemorar el día del martirio de nuestro difunto héroe nacional, pero los talibanes no nos dejaron, ni siquiera dejaron que un pequeño número de personas se reunieran en las calles”, aseguró a Efe uno de los partidarios de Massoud, Azizi Parwani, que solía participar todos los años en estos actos.

Este partidario del guerrillero insistió en que celebrar este aniversario es su “derecho” pero “los talibanes nos están arrebatando este derecho y están violando sus promesas de que respetarán las libertades de la gente”, dijo.

Durante las últimas dos décadas, miles de partidarios armados del comandante, que luchó contra los soviéticos en la década de 1980 y contra los talibanes sobre todo durante su primer régimen entre 1996 y 2001, salían en esta fecha señalada a las calles de Kabul para, en una demostración de fuerza, conmemorar el aniversario de su muerte.

Esas marchas solían ser violentas, con continuos disparos al aire de los partidarios de Massoud, que incluso lanzaban granadas a sus oponentes políticos o tiroteaban sus carteles, unos actos que causaban por lo general víctimas, por lo que algunos han visto con alivio la prohibición.

“Creo que es un cambio positivo. Cada año, miles de personas salían a las calles con armas y perturbaban la vida de la gente. Varios murieron o resultaron heridos durante los últimos años por los disparos de los partidarios de Massoud”, reconoció a Efe el analista y activista Modaser Islami.

El portavoz talibán Bilal Karimi explicó a Efe que “ahora no es momento de protestas” y han pedido a todos los ciudadanos “que no protesten estos días y respeten las normas, incluidos los (simpatizantes de Massoud) que solían marchar hoy por las calles”.

La presencia de los combatientes islamistas en las calles se ha multiplicado, sobre todo en el norte de Kabul, donde hay una mayor presencia de seguidores del “León de Panjshir”, para evitar las movilizaciones, según relataron a Efe vecinos de la zona.

UN MOMENTO CRÍTICO

Esta prohibición de las marchas se produce además en un momento crítico para el movimiento que lideró Massoud en la provincia norteña de Panjshir, que esta semana dejó de ser la única de las 34 provincias afganas que no había caído bajo control talibán.

Ahora, con el hijo y sucesor del comandante guerrillero, Ahmad Massoud, en la clandestinidad, y los combatientes del frente escondidos en las montañas, este último bastión de la resistencia sufrió también la profanación incluso de la tumba y memorial del mítico guerrillero.

El Frente Nacional de Resistencia (NRF), que lidera Ahmad Massoud, criticó en un comunicado que los talibanes han “faltado al respeto” y han “destruido parcialmente” la tumba o mausoleo del “León de Panjshir”, con su llegada hace unos días a la provincia.

“La resistencia por la libertad es nuestro mensaje (…) en el 20 aniversario de Ahmad Shah Massoud, el héroe nacional de Afganistán”, aseguró en Twitter el hermano del combatiente e impulsor de la fundación en su honor, Ahmad Wali Masoud, que pidió al mundo apoyo en su lucha “contra el terrorismo, los talibanes y la tiranía”.

Ese recuerdo del legendario comandante, asesinado supuestamente por miembros de Al Qaeda, continúa alimentando la moral de los miembros de la resistencia que se preparan para reanudar los combates y recuperar el control de la provincia.

El intelectual francés Bernard-Henri Lévy, que mantiene una estrecha comunicación con Ahmad Massoud, dijo hoy en Twitter tras hablar con él que las fuerzas están reorganizándose y que los talibanes controlan parte del valle, pero no la montaña.

“La resistencia se está organizando. La moral es alta. El hijo de Ahmad Shah Massoud está en algún lugar de Panjshir. En él vive la llama de un Afganistán libre”, afirmó.