Los talibanes toman el control de un importante paso fronterizo con Pakistan

0
8
593525

AFGANISTÁN CONFLICTO

Kabul, 14 jul (EFE).- Los talibanes ganaron el control este miércoles de un nuevo puesto fronterizo en Afganistán, un punto clave para el transporte de mercancías con Pakistán, en el marco de una serie de rápidos avances territoriales que el Gobierno afgano ha prometido recuperar.

La ofensiva insurgente comenzó hace dos meses, después de que las tropas estadounidenses y de la OTAN iniciaran la última fase de la retirada del país, y ha desatado la preocupación de la comunidad internacional mientras prosiguen los intentos por reactivar las conversaciones de paz.

CAPTURA DE UN PASO CLAVE

Los talibanes capturaron anoche el puesto fronterizo clave de Waesh, situado en la provincia sureña de Kandahar, uno de los cuatro que conectan Afganistán con el vecino Pakistán, dijo a Efe un funcionario de la administración local que pidió el anonimato.

“Nuestras fuerzas de seguridad se retiraron tras una dura batalla en el puesto fronterizo, y están preparando un contraataque”, precisó la fuente.

El portavoz del gobernador provincial, Bahir Ahmadi, afirmó a Efe que “sigue habiendo ataques en el punto fronterizo de Waesh”, situado en la provincia de Spin Boldak.

“El consejo militar provincial está trabajando para encontrar una solución a este problema, que las fuerzas terrestres y aéreas solucionarán pronto”, añadió Ahmadi.

Preguntado sobre si los talibanes mantienen el control del puesto fronterizo, el portavoz afirmó que las telecomunicaciones siguen caídas en la zona.

Un portavoz de la formación insurgente, Zabihullah Mujahid, reivindicó la captura del puesto fronterizo en un comunicado, uno de los tres pasos clave entre Afganistán y Pakistán.

“En el distrito de Spin Boldak de Kandahar, una importante y famosa ciudad, Waesh, ha sido capturada por los muyaidines del Emirato Islámico (como se autodenominan los talibanes). Así, este importante punto fronterizo y aduana se encuentra bajo el control de los muyaidines”, dijo Mujahid.

Los insurgentes compartieron vídeos de sus combatientes patrullando y elevando banderas de la formación sobre el paso fronterizo.

Mujahid también señaló que el tráfico de mercancías y pasajeros será reabierto pronto, cuando los talibanes negocien la apertura de la frontera con las autoridades paquistaníes.

PAKISTÁN CIERRA SU LADO DE LA FRONTERA

Pakistán ha respondido a la captura cerrando su lado del paso fronterizo en la localidad de Chaman.

“Las puertas no se abrieron esta mañana para que las personas crucen”, dijo a Efe un oficial de seguridad del puesto fronterizo de Chaman, en la provincia occidental de Baluchistán, Gul Khan.

“Podemos ver las posiciones de los talibanes al otro lado de la frontera”, dijo Khan, quien aseguró que la reapertura del puesto depende del Gobierno paquistaní.

RECUPERAR EL TERRITORIO PERDIDO

Waesh es uno de los nueve pasos fronterizos clave que Afganistán mantiene con sus países vecinos. Con su captura, al menos cinco de estos puestos están bajo el control de la formación insurgente.

Los talibanes capturaron unos 130 centros de distrito en todo el país y cercaron varias capitales de provincia en los últimos dos meses, una ganancia sin precedentes para los insurgentes en las últimas dos décadas de guerra.

El portavoz de seguridad del Gobierno afgano, Ajmal Omar Shinwari, ha afirmado que las autoridades tratan de recuperar el territorio perdido.

“El plan es retomar las zonas y el terreno perdido, pronto asistiremos al avance de las fuerzas de seguridad sobre el territorio de los insurgentes”, dijo Shinwari en una rueda de prensa.

NEGOCIACIONES DE PAZ

La misión de la ONU en Afganistán (UNAMA) expresó este miércoles su preocupación por el aumento de las violaciones serias de los derechos humanos entre la población civil.

“Los reportes de asesinatos, maltratos, persecución y discriminación son generalizados y preocupantes, creando miedo e inseguridad”, denunció la UNAMA.

Este aumento de la violencia por parte de los talibanes coincide con la retirada de las tropas estadounidenses y de la OTAN, que según anunció la semana pasada el presidente estadounidense, Joe Biden, será completada antes del próximo 31 de agosto.

En este contexto, la agencia de la ONU pidió relanzar las estancadas negociaciones de paz en Doha como “el mejor modo de dejar de herir a la población civil”.

Asímismo, el expresidente afgano Hamid Karzai afirmó el martes que las conversaciones intraafganas, que comenzaron el pasado septiembre en Catar, se reiniciarán pronto.

Baber Khan Sahel