Los “sabios” alemanes rebajan los pronósticos de crecimiento económico para 2021

0
4
728783

ALEMANIA ECONOMÍA

Berlín, 10 nov (EFE).- El Consejo Asesor de Economistas del Gobierno alemán, conocido como los “cinco sabios”, han revisado a la baja sus pronósticos de crecimiento económico para este año y prevén que la recuperación tras las repercusiones del coronavirus solo se dará en 2022.

En su informe de otoño presentado este miércoles los sabios esperan para este año un crecimiento del PIB del 2,7 %, cuando en marzo habían estimado un aumento del 3,1 %, y el año anterior se habían hecho pronósticos que superaban incluso el 4 %.

Según los economistas, la recuperación se ha visto frenada por problemas de suministro. Para el año próximo, cuando la demanda por bienes y servicios se normalice, los sabios cuentan con una aceleración del crecimiento y estiman que el PIB crecerá un 4,6 %.

Con ello se contempla que el PIB recupere el nivel anterior a la crisis en el primer trimestre de 2022.

Sin embargo, el informe advierte de que hay una serie de riesgos para ese pronóstico, entre los que destacan los problemas en las cadenas de suministro, así como las repercusiones que pueda tener la cuarta ola de la pandemia sobre la actividad económica.

La inflación, según la previsión de los economistas, alcanzará este año el 3,1 % -ante todo impulsada por los precios de la energía-, y el año próximo, un 2,6 %.

Por otra parte, el documento pide que, tras la crisis, la política monetaria vuelva a la normalidad y sostiene que “el mejor aporte de la política monetaria al desarrollo económico es garantizar la estabilidad de los precios”.

También recuerda que durante la crisis, la deuda de todos los países europeos tuvo un crecimiento fuerte y considera que se debe retornar a la senda de la consolidación fiscal para aumentar la resistencia de cara a crisis futuras.

Además de la consolidación de las finanzas públicas, el informe destaca otros campos en los que consideran que están los retos claves para el futuro que son la educación y la innovación tecnológica en ámbitos como la digitalización y la lucha contra el cambio climático.

Para la modernización tecnológica, según los “sabios”, se necesitan inversiones privadas y para ello se requiere crear un marco legal que las favorezca, reduciendo trabas burocráticas y acelerando algunos procesos.