Los restos más antiguos de Homo sapiens son de hace más de 230.000 años

0
14
793738

INVESTIGACIÓN ANTROPOLOGÍA

Londres, 12 ene (EFE).- Los restos de Homo sapiens más antiguos, hallados en el este de África, podrían tener una edad superior a los 230.000 años, según el nuevo cálculo efectuado por un equipo internacional de expertos que publica este miércoles la revista “Nature”.

La investigación retrasa en más de 30.000 años la antigüedad de los fósiles conocidos como “Omo I” -descubiertos en 1967 en el yacimiento de Omo Kibish (Etiopía)- después de analizar la “huella química” dejada por una gran erupción volcánica.

Este equipo de trabajo, liderado por expertos de la Universidad de Cambridge (Reino Unido), dató las capas de ceniza volcánica situadas por encima y por debajo del lugar donde quedó enterrado “Omo I”, una zona del valle del Rift de gran actividad volcánica y rica en restos de los primeros humanos.

“Usando estos métodos, la edad generalmente aceptada de los fósiles de Omo es de menos de 200.000 años, pero ha habido mucha incertidumbre respecto a esta fecha”, explica en un comunicado la vulcanóloga Céline Vidal, principal autora del estudio.

Señala que los fósiles se encontraron “en una secuencia”, debajo de una “gruesa capa” de ceniza volcánica que, no obstante, “nadie había logrado hasta ahora datar” a través de “técnicas radiométricas”, debido a que la ceniza está compuesta por “un grano demasiado fino”.

Los nuevos análisis de Vidal y sus colegas se integran en un proyecto de cuatro años con el que han tratado de datar todas las grandes erupciones registradas en el valle del Rift durante el periodo en el que aparecieron los primeros Homo sapiens, al final del Pleistoceno Medio.

Así, efectuaron análisis geoquímicos para relacionar la composición de la gruesa capa de ceniza volcánica del citado yacimiento con la erupción del volcán Shala, situado a más de 400 kilómetros de distancia y ocurrida hace 230.000 años.

Los investigadores constataron que los restos fósiles de Omo se encontraban por debajo de la gruesa capa de ceniza en cuestión y dedujeron que estos debían tener una antigüedad de más de 230.000 años.

“A diferencia de otros fósiles del Pleistoceno Medio que se cree que pertenecen a las primeras etapas del linaje del Homo sapiens, Omo I posee, sin lugar a dudas, características de los humanos modernos”, observa el coautor del estudio Aurélien Mounier, del Museo del Hombre de París.

Los investigadores indican que, si bien este trabajo fija una edad mínima para el Homo sapiens en el este de África, es posible que futuros estudios extiendan la edad de nuestra especie más atrás en el tiempo.

“Nuestro enfoque forense aporta una edad mínima para el Homo sapiens en el este de África, pero el reto sigue siendo que podamos fijar un tope, la edad máxima para su aparición, que se cree que ocurrió en esta región”, concluye Christine Lane, de la Universidad de Cambridge.