Los rebeldes en Chad dispuestos a aceptar un alto el fuego con el Gobierno

0
8
499237

CHAD REBELDES

Yamena, 25 abr (EFE).- El grupo rebelde Frente para el Cambio y Concordia en Chad (FACT), responsable de la reciente muerte del presidente Idriss Déby según el ejército, está dispuesto a aceptar un alto el fuego, tras su incursión en el país el pasado 11 de abril desde su base en Libia, según confirmó hoy a Efe.

“No estamos en guerra, hemos tomado las armas por la actitud antidemocrática de Idriss Déby, que confiscó el poder durante 31 años y rechazó cualquier alternancia por la vía democrática. Ahora que está muerto, debemos sentarnos alrededor de la mesa y dialogar para silenciar las disputas”, aseguró este domingo a Efe el portavoz del grupo insurgente, Kingabé Ogouzeimi Tapol.

El Ejército chadiano confirmó el día 20 la muerte de Déby en combates contra el FACT y comunicó la creación del Consejo Militar de Transición (CMT), presidido por un hijo del fallecido, el general Mahamat Idriss Déby, de 37 años, que en la Carta de Transición consta como el presidente de la República, jefe de Estado y jefe supremo del Ejército.

Los insurgentes del FACT, con el apoyo de otro grupo rebelde -el Consejo de Mando Militar para la Salvación de la República (CCMSR)- criticaron la toma de poder por parte de los militares porque “Chad no es una monarquía” y “no puede haber una transmisión dinástica del poder en nuestro país”, denunciaron en un comunicado el mismo día del fallecimiento.

Según expertos, la demanda de una tregua por parte de los rebeldes está relacionada con el aumento de los ataques contra sus posiciones por parte de las fuerzas armadas chadianas tras la muerte del mandatario así como el apoyo categórico a Yamena manifestado por el presidente francés, Emmanuel Macron.

En su discurso de homenaje durante el funeral de Déby, Macron afirmó que “Francia nunca permitirá que nadie cuestione (…) y amenace, ni hoy ni mañana, la estabilidad e integridad de Chad”.

“Esto quiere decir que si los rebeldes tratan de avanzar serán bombardeados por aviones franceses. No tienen más remedio que proponer un alto al fuego”, señaló a Efe Remadji Hoynathy, investigador del Lago Chad para el Instituto de Seguridad y Estadística de Dakar (Senegal).

Las autoridades militares entretanto mantienen su intención de seguir golpeando las posiciones de los rebeldes.

“No habrá un alto el fuego”, aseguró este domingo a Efe el general Azem Bermandoa Agoun, portavoz del CMT, y añadió que “ningún terrorista o rebelde tendrá su base en territorio chadiano”.

Idriss Déby perdió la vida por herida de bala el mismo día en que la Comisión Electoral le había proclamado ganador de las elecciones presidenciales del pasado 11 de abril, triunfo que le permitía iniciar un sexto mandato.

El día 20, tras anunciar la muerte del mandatario, el recién creado CMT anunció la derogación de la Constitución, así como la disolución del Gobierno y el Parlamento y declaró un duelo nacional de catorce días, si bien partidos políticos y sindicatos han rechazado ya la toma del poder por los militares.

Déby dirigía Chad con mano de hierro desde hacía treinta años, tras derrocar en 1991 mediante un golpe de Estado al dictador Hissène Habré.