Panamá.- El papa Francisco recordó este domingo a los jóvenes que “no son el futuro” sino “el ahora de Dios” y criticó a una sociedad que les está “adormeciendo”, en la homilía de la misa de clausura de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) para la que viajó desde el pasado miércoles a Panamá.

Ante las 700.000 personas que se congregaron en el campo Juan Pablo II de Panamá, y donde muchas de ellas pasaron la noche después de asistir a una Vigilia, Francisco lamentó que muchos jóvenes piensan que “su vida es una promesa tan solo para el futuro y nada tiene que ver con vuestro presente”.

El pontífice argentino clamó contra el intento de nuestras sociedades de “tranquilizar y adormecer a los jóvenes para que no hagan ruido, para que no se pregunten ni pregunten, para que no se cuestionen ni cuestionen”.

Los exhortó también “enamorarse” de todo porque será lo que “los haga levantarse por la mañana y los impulse en las horas de cansancio, lo que les rompa el corazón y lo que les haga llenarse de asombro, alegría y gratitud”.

SHARE

Leave a Reply