Los incendios en el Pantanal brasileño ya son récord para septiembre

0
41
275128

BRASIL INCENDIOS

Porto Jofre (Brasil), 17 sep (EFE).- El Pantanal, el mayor humedal del mundo y que Brasil comparte con Paraguay y Bolivia, registró en lo que va de este mes 5.603 incendios, un récord para septiembre cuando aún faltan dos semanas para el final del mes, informaron este jueves fuentes oficiales.

El número de focos de calor detectados en los 16 primeros días de septiembre de 2020 ya supera los 5.498 registrados en los 30 días de septiembre de 2007, que hasta ahora eran récord para el mes, según datos del estatal Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE).

Los incendios en lo que va del mes prácticamente doblan los 2.887 registrados en los 30 días de septiembre del año pasado, según el INPE, que monitora diariamente los focos de calor en todo el territorio brasileño a partir de imágenes de satélite.

Al actual paso, los incendios de septiembre superarán los mayores para cualquier mes en la historia del Pantanal, que fueron los de agosto de 2005 (5.993) y los de agosto de 2020 (5.935).

De acuerdo con el organismo, cuando aún faltan tres meses y medio para finalizar el año, el Pantanal acumuló 15.756 incendios entre el 1 de enero y el 16 de septiembre, un récord que ya supera los focos de calor registrados en todo 2005, el peor año en la historia del humedal y cuando fueron medidos 12.536 incendios.

Las llamas han destruido gran parte del humedal y amenazan el que es considerado como ecosistema proporcionalmente más rico del mundo en biodiversidad de flora y fauna, que tiene cerca de 250.000 kilómetros cuadrados de extensión, de los cuales 150.000 kilómetros cuadrados (cerca del 60 %) en territorio brasileño.

Reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, en el Pantanal conviven unas 600 clases de aves, 124 especies de mamíferos, 80 tipos de reptiles, 60 clases de anfibios y 260 tipos de peces de agua dulce.

Según el INPE, los incendios de este año habían destruido hasta la semana pasada 2,35 millones de hectáreas (23.500 kilómetros cuadrados) de cobertura vegetal en el Pantanal, casi el 16 % del humedal en Brasil, pero algunas organizaciones ambientalistas calculan que la destrucción ya supera el 20 % del ecosistema.

Las llamas ya destruyeron el 85 % de las cerca de 109.000 hectáreas del parque ambiental Encontro das Aguas, ubicado cerca de la frontera con Paraguay y uno de los lugares más turísticos de este bioma por concentrar el mayor número de jaguares del mundo, ahora amenazados por el fuego.

Un año después de que las imágenes de la Amazonía brasileña en llamas conmocionaran al mundo y generaran protestas globales, los incendios de 2020 han afectado principalmente el Pantanal debido a la larga sequía -la mayor en 47 años-, las fuertes temperaturas de esta época, los cambios climáticos y la fuerza de los vientos.

Pese a que los incendios son naturales en el Pantanal en esta época, la organización ecologista Instituto SOS Pantanal calcula que más del 90 % de los de este año fueron provocados por hacendados y colonos interesados en ampliar sus tierras para cultivo y ganado.

La Policía Federal, en una operación esta semana, identificó a cinco grandes hacendados acusados de haber iniciado incendios.

Para el director ejecutivo de SOS Pantanal, Felipe Augusto Dias, la única esperanza que le queda al humedal es que comience a llover y en gran volumen. “No hay otra perspectiva. Para apagar el fuego, principalmente el que no se ve por expandirse por debajo de los rastrojos, lo ideal es que llueva mucho”, dijo.

Los estados de Mato Grosso y Mato Grosso do Sul, que se reparten el Pantanal en Brasil, se declararon esta semana en situación de calamidad y emergencia, respectivamente, una condición que permite la liberación de recursos inmediata y el apoyo de organismos nacionales, como el Ejército, para enfrentar catástrofes.