Los hutíes advierten a Emiratos que sufrirá “consecuencias” tras la derrota en Yemen

0
5
793520

YEMEN CONFLICTO

Saná, 12 ene (EFE).- Los rebeldes hutíes del Yemen advirtieron este miércoles a Emiratos Árabes Unidos (EAU), miembro de la coalición árabe y país que respalda a unas tropas leales al Gobierno yemení, que sufrirá “consecuencias” después de que los insurgentes perdieran el control sobre una provincia.

El portavoz militar de los hutíes, Yahya Sarea, afirmó hoy en su cuenta oficial de Twitter que sus fuerzas están “totalmente preparadas” para enfrentarse a la escalada “del enemigo emiratí” en lo que es la primera reacción oficial del movimiento rebelde tras la derrota hace dos días en la provincia sureña de Shabua, a manos de las tropas que EAU respalda.

Afirmó que los emiratíes “deben asumir las consecuencias de su escalada” y añadió que durante los diez días de ofensiva en Shabua sus fuerzas mataron a “515 en las filas de las Brigadas de los Gigantes”, una fuerza salafista respaldada por EAU, aunque esta cifra no ha podido ser confirmada por otras fuentes independientes.

Sin embargo, Sarea no admitió la derrota en Shabua, de donde los hutíes fueron expulsados hace dos días después de más de una semana de ofensiva por parte de estas fuerzas aliadas del Gobierno reconocido internacionalmente del Yemen.

A finales de diciembre este cuerpo unió fuerzas con el Ejército yemení y otros combatientes de tribus gubernamentales para expulsar a los hutíes de los tres distritos que conforman Shabua y que habían caído bajo control hutí en octubre.

Después de arrebatar Shabua a los hutíes, estas tropas avanzan hacia el sur de la provincia rica en petróleo de Marib, donde ya han tomado partes de un distrito.

Ayer, la coalición árabe liderada por Arabia Saudí anunció una ofensiva “en todos los frentes” del Yemen para capturar los territorios que controlan los hutíes, que por su parte habían avanzado en Marib en los pasados meses.

La guerra en el Yemen, que comenzó a finales de 2014 con la conquista por los hutíes de amplias zonas del centro y el oeste del país, incluida la capital, Saná, es considerada por la ONU como la mayor tragedia humanitaria del planeta, con el 80 % de la población del país necesitada de algún tipo de asistencia para cubrir sus necesidades básicas. EFE

ja-ijm/fc/alf